Conmemoran 33 aniversario de la Masacre de los Horcones

El 25 de junio de 1975 en la hacienda de Manuel Zelaya, padre del actual presidente de Honduras fueron asesinadas 14 personas que se dirigían a Tegucigalpa a participar en la Marcha del Hambre, demandando adjudicación de tierras. Entre las víctimas cuentan sacerdotes, campesinos y mujeres, que, tras ser ultimados sus cuerpos fueron lanzados a un pozo de malacate que estaba ubicado en una hacienda Los Horcones.

En la masacre hubo participación de los terratenientes olanchanos, incluido el padre del presidente hondureño y los militares que en ese tiempo controlaban el gobierno al mando del General Juan Alberto Melgar.

Antecedentes
En plena época de siembra los terratenientes trataban de impedir la invasión de sus tierras, mientras los campesinos se movilizaban colectivamente para recuperar las mismas. De esta manera se estableció una verdadera lucha, unos para conservar los bienes acaparados y que en su mayoría se mantenían incultos y los otros por la supervivencia.

Era una lucha desigual, pues en muchas ocasiones los terratenientes contrataron a matones para asesinar a los líderes del movimiento. El gobierno toma partido y a través del Ejército realiza desalojos y encarcela a los campesinos, La Unión Nacional de Campesinos (UNC), realiza grandes movilizaciones, se toma los juzgados de varias ciudades, realiza concentraciones masivas, interrumpe el tráfico en las carreteras y organiza para el 25 de junio una marcha nacional.

Los campesinos de todo el país se concentrarían en Tegucigalpa, pero el gobierno de Juan Alberto Melgar Castro, ordena detenerlos.
El 24 de junio los campesinos de Olancho pernoctaron en Juticalpa y pasaron la noche en el Centro de Capacitación Santa Clara, el siguiente día a las diez de la mañana un grupo de escolares dirigidos por el profesor Guillermo Ayes Mejía, Supervisor Departamental de Educación Primaria, llegó a exigir la desocupación del edificio, argumentando que lo necesitaban para impartir clases.

La acción del maestro era acompañada por varios Agentes del Departamento de Investigación Nacional (DIN) que vestidos de civil, entraron al edificio sacaron violentamente a los que se encontraban adentro y los llevaron a la hacienda “Los Horcones” propiedad de José Manuel Zelaya.

En la Hacienda los torturaron para luego matarlos. Por órdenes del teniente Benjamín Plata quien era el que dirigía el operativo también asesinaron a los testigos que habían observado el hecho. Los cuerpos de las víctimas fueron lanzados a un pozo malacate, mismo que fue dinamitado con el fin de que no quedara rastro de la acción militar.

Del crimen, los tribunales de justicia encontraron culpables al Mayor José Enrique Chinchilla, Subteniente Benjamín Plata, Manuel Zelaya y Carlos Bahr, quienes fueron remitidos a la Penitenciaría Central. Sin embargo, salieron libres en 1980 favorecidos por indulto otorgado por el gobierno.

MARTIRES DE SANTA CLARA Y LOS HORCONES 25 de junio de 1975

Padre Casimiro Cypher.
Padre Iván Betancourt
Máximo Aguilera
Lincoln Coleman
Bernardo Rivera
Francisco Colindres
Fausto Cruz
Roque Ramón Andrade
Arnulfo Gómez
Ruth A. Mqyorquin.
Maria Elena Bolívar
Alejandro Figueroa
Juan Benito Montoya
Oscar Ovidio Ortiz

Gerey

Publicado el Sin categoría | Etiquetado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>