“Cuando hay un golpe hay que restaurar el orden constitucional,” Rodolfo Pastor Fasquelle

la urgencia que sentían de detener una participación democrática genuina, popular, la movilización, el miedo al pueblo que caracteriza a los plutócratas y a sus clientes en la burguesía.

2. Las autoridades hondureñas aseguran que sin el golpe
del 28 de junio Honduras sería hoy como Venezuela, ¿es
cierto?

Es decir ¿que contaríamos con recursos estratégicos para
retar? ¿O que podríamos avanzar, con nuestra propia
inversión, en el combate de la pobreza que en Venezuela, ha
sido elogiado por el Banco Mundial? ¿O que podríamos
habernos constituido en líderes regionales? Es un cuento
tonto. Nosotros en la Administracion Zelaya jamás tocamos
la prensa, son los golpistas quienes la han reprimido;
jamás tocamos a un adversario, son ellos los que han
asesinado y violado y encarcelado opositores.
A Venezuela hay que ponderarla porque esa revolución esta
en proceso y es más que las burradas que profiere a veces
el Comandante. Pero aunque fuera algo que había que evitar,
Honduras no puede ser como Venezuela, no tiene los recursos.
Y tiene otra cultura. También es una cuestión de escala,
de tamaño. Y al final la respuesta es sencilla: ¿Como es
que evitaron el autoritarismo imponiendo una dictadura
brutal?

3. ¿Reconocerá, no obstante, que hubo errores claros,
como el giro radical dado por Patricia Rodas en política
exterior?

Hubo muchos errores, graves y de distintos tipos. No hay
gobierno que no cometa errores. La izquierda latinoamericana
históricamente ha sido torpe y locuaz. En mi humilde
opinión el nombramiento de la colega Patricia Rodas como
canciller fue un error, como los de otros que no estaban
capacitados para sus cargos y los de S. Bonano, H.
Hernández y Rodas Gamero, que se quedaron como
ministros de Micheletti. Y fue un error del presidente
encerrarse en un círculo tan corto de “amigos”.
El anuncio de conversaciones con Irán fue uno de los
peores errores; debe haber resonado en Palmerola, en el
Comando Sur y en El Pentágono. Es que son infantiles muchos
compañeros. Admiro a un filosofo español que ha escrito
que no importa donde, “cuando el ser humano nace y abre
los ojos por vez primera, se le llenan con la luz del
universo”; somos iguales. Pero en política hay que saber
en qué liga esta uno. A Patricia se le acuso también de
declarar que había que buscar la reelección de Mel, con lo
cual varios ministros estábamos en desacuerdo. No me
consta; si lo hizo fue una provocación contra fuerzas
políticas que no estaba preparada para enfrentar. Pero
faltaban seis meses y esos errores no justifican que un juez
de primera instancia determinara la destitución del
Presidente, ni que la CIA dispusiera deshacerse de Mel con
la veleidad de sus amigos nativos, ni que la comunidad
internacional, al final, nos deje solos y quiera
fingir demencia frente a los atropellos.

4. ¿Las elecciones hondureñas de noviembre fueron para
usted legítimas y limpias?
Esas elecciones fueron una chabacanada. Los policías le
habían quebrado el brazo en dos lugares al único candidato
serio de La Resistencia que –luego- se retiro. Las fuerzas
golpistas habían asesinado a cuadros de La Resistencia e
intimidado a la oposición. Los soldados reprimieron, en la
segunda ciudad del país, una manifestación pacifica de La
Resistencia. Las fuerzas del orden sabotearon los medios de
comunicación (Radio Globo, Radio Progreso, Cholusat Sur,
diario El Libertador) disidentes y decretaron
“emergencia” y ley marcial. La oposición que, según
todas las encuestas, contaba con la mayor simpatía
ciudadana, no tenía candidatos ni representantes
electorales. Votaron obligados los clientes de la
burguesía, los activistas chamberos y la masa fanática
(fundamentalista) del golpismo. Y es una payasada cínica de
los golpistas y de los estadounidenses declarar que esas
elecciones fueron “libres y limpias”, una ofensa a la
inteligencia de todos, una mentira que repetirán mil
veces sin convertir en verdad.
Y además no procedían. Las elecciones. El mismo Lobo ha
dicho aunque después, que el del 28 de Junio fue un golpe.
Lo ha declarado también Clinton. Cuando hay un golpe hay
que restaurar el orden constitucional. Y eso se hace en una
elección para una constituyente. Pero ahora ya estuvo, ese
punto, la convocatoria a la constituyente es el único que
hay que negociar con Lobo, junto con el cese de la
represión. El problema es que no lo van a dejar, como dice
la ranchera, es que quizás no puede.

5. ¿Cómo juzga los primeros meses de Lobo y su desempeño
como presidente?
Predeciblemente lamentables. Empezó por acomodar a todos
los golpistas y sanciono la inmunidad. No ha podido llamar a
la Resistencia a una mesa de diálogo, no digamos de
negociación. No ha podido controlar los escuadrones
de la muerte y quizás tampoco puede. (Han asesinado nueve
periodistas en mes y medio) No ha podido restablecer los
servicios básicos mínimos. Pero además no tiene un equipo
técnico capaz y no ha podido aprovechar la masiva ayuda
estadounidense para enderezar la economía, entre otras
cosas porque no solo depende del gobierno y los propios
empresarios golpistas (que saben que tienen un gran
problema) no le quieren apostar con su dinero a la fantasía
de que todo anda bien. No ha conseguido que incluso los
gobiernos que lo reconocen, le acepten a sus embajadores y
cónsules golpistas, fuera de Uribe…. Y cuando declara que
sus socios en el golpe le quieren dar otro golpe y se sube a
un avión para ir a Sudáfrica a ver futbol
con cien funcionarios mas se manifiesta poco serio. Nadie
entiende a Lobo y lo que hace, ni sus partidarios originales
ni, por supuesto, nosotros. Pero tiene razón cuando dice
que los enemigos los tiene dentro de su partido. Y eso hay
que advertirlo a tiempo, porque aunque él se manifiesta muy
confiado ya han demostrado que son capaces.

6. ¿Qué opinión le merece el papel de los Estados Unidos
en la crisis?
Es una gran tristeza y sin embargo no termina de sorprender
a quien conoce. La política estadounidense siempre ha sido
compleja y hasta ambivalente, por aquello de que no tiene
amigos si no intereses. Tuvo Obama una oportunidad dorada
para demostrar que estaba a cargo y que haría algo
distinto. Pero cuando intento hacer eso Kennedy lo
asesinaron. A Carter no lo dejaron volver.
Los empresarios estadounidenses fueron golpistas. Los
oficiales militares gringos se expresaban escandalizados por
la simpatía de Mel con Chávez, como si fuera de su
incumbencia, y es que los pobres están entrenados en la
paranoia. Los agentes de inteligencia de EEUU estuvieron
metidos en el golpe. Yo tuve ocasión de encontrarme al
autor intelectual del golpe Carlos Flores Facusse en La
Embajada gringa dos semanas antes del 6/28 y andábamos en
misiones diferentes. Y los técnicos más lamentables aun,
es decir los embajadores que asesoran al gobierno, que
deberían saber mejor.

En EEUU hay por lo demás legisladores y grupos importantes
de apoyo a la Resistencia en Honduras, que incluso aportan
recursos. Los académicos estadounidenses, la mayoría y
especialmente los latinoamericanistas y los que conocen
Honduras han sido muy coherentes y solidarios. Han hecho
presencia, han suscrito manifestaciones públicas solidas,
tratan de incidir en esa política. No creo que progresen.
Algunos terminan por acomodarse.

Fuente: Voselsoberano.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>