De admirados pasaron a ser los más repudiados

Tegucigalpa, Honduras. – El Cardenal Oscar Andrés Rodríguez, José Rafael Ferrari, propietario de la empresa más grande de medios de comunicación del país, Romero Vásquez Velásquez, Jefe del Estado Mayor Conjunto y el Comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, son los personajes que después de Roberto Micheletti y Elvin Santos, han crecido en sus niveles de impopularidad, luego del golpe de Estado.

Así lo deja establecido la encuesta realizada por COIMER & OP (Consultores en Investigación de Mercados & Opinión Pública), la que publicó recientemente los resultados de una encuesta hecha al pueblo hondureño y su apreciación con el golpe de Estado y factores relacionados. COIMER & OP entrevistó a 1, 1,470 ciudadanos hondureños mayores de 18 años entre el 23 y el 29 de agosto del presente año.

La encuesta fue publicada por el sitio www.narconews.com. En la encuesta se consultó acerca de la popularidad o impopularidad de 20 personajes del mundo político, empresarial, de la sociedad civil, periodistas, dirigentes sindicales, militares y de la iglesia.

A continuación, los que ocupan los primeros seis lugares:

Roberto Micheletti

En relación con la aprobación de figuras públicas y políticas, la encuesta destaca que a la cabeza con un porcentaje de 56 por ciento de mala opinión, en oposición a un 16.2 de excelente y buena opinión, se encuentra Roberto Micheletti Baín. Este político, siendo presidente del Congreso Nacional, “materializó”, desde ese ente estatal, el golpe de Estado que sacó del poder a Manuel Zelaya Rosales.

Su impopularidad creció aún más, entre las y los hondureños, por las acciones que ha emprendido en contra de quienes se manifiestan en las calles exigiendo el regreso del orden constitucional de Honduras.

Sus acciones se reflejan en las constantes represiones, arrestos ilegales, violaciones a mujeres manifestantes realizadas por los policías y elementos militares, estados de sitio, la emisión de un decreto que suspendió las garantías constitucionales de la población y recientemente un decreto más que autoriza a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones –CONATEL- a quitar permisos de operación a medios que adversan el golpe de Estado.

Elvin Santos

Con un 45.2 en opinión negativa, se ubica Elvin Santos, a quien apenas un 18.6 por ciento aprueba. El año anterior, el ex vice presidente de Honduras, renunció de su cargo para lanzarse al ruedo político y tratar de alcanzar la presidencia del país. Mientras fue Presidente del Consejo Directivo del Instituto de la Propiedad, máxima autoridad de ese ente, entre otras cosas, prometió a los líderes de los patronatos con tierras en litigio de la zona norte, que apoyaría a su causa y agilizaría expropiaciones y emisión de títulos de propiedad.

Las promesas de Santos siguen a la espera de hacerse realidad, mientras que en año y medio, se ha asesinado a 8 dirigentes del sector de Cofradía, Cortés. Las investigaciones arrojan que han sido asesinados por órdenes de los terratenientes que detentan los predios que habitan. La negligencia de las autoridades que como Santos, solo prometen y no cumplen, es otro factor para que una ancestral problemática no tenga fin.

Cardenal Oscar Andrés Rodríguez

Mucho antes del Golpe de Estado, el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez, ya corría hacia la meta de la impopularidad, pues siempre se le ha atribuido su estrecho vínculo con la oligarquía del país. Varios aspectos han salido a luz pública relacionados con Rodríguez.

Se le cuestionó fuertemente por un decreto aprobado en el gobierno de Carlos Flores Facussé, a través del cual se autorizaba a entregársele mensualmente la cantidad de 100 mil lempiras por concepto de “gastos Cardenalicios”. Se desconoce si hoy en día sigue gozando de la entrega de ese dinero.

Su postura adoptada durante y después del golpe de Estado, ha sido otro aspecto que restó credibilidad al Cardenal Rodríguez, al punto que se ubica con 42.6 por ciento de mala opinión, en relación con un 26.1 por ciento de buena, en la encuesta referida.

José Rafael Ferrari

El magnate de las telecomunicaciones, Rafael Ferrari, socio mayoritario de la compañía Televicentro, es otro de los personajes que sobresalen por un marcado rechazo de la población. Su empresa mantiene un nexo fuerte con las empresas de comidas rápidas; particularmente con el grupo INTUR, propietario de las franquicias POPEYES, Burger King, Chuch´s Chicken, Dunkin Donuts, Campero, Chilis, entre otros.

Las empresas citadas, son denunciadas constantemente por los atropellos laborales que se cometen en contra de las y los trabajadoras del rubro. La población no desconoce y resiente esa situación.

Ferrari ocupa el cuarto lugar de los 20 personajes del mundo político, empresarial, de la sociedad civil y de la iglesia, que resultan en la encuesta con porcentajes altos de opinión desfavorable a su favor, en contraste a un 19.2 de opinión favorable.

Romero Vásquez Velásquez

El Jefe del estado mayor conjunto se ubica con un 40 por ciento de mala opinión, frente a un 19.1 de excelente y buena opinión. Aunque la encuesta no atribuye causas a estas posiciones, se deduce que el haber ejecutado el golpe de Estado que defenestró a Zelaya Rosales lo mantiene en ese lugar de antipatía ante la población.

Se suma además, el repudio que en la población ha crecido con las represiones que los policías y los elementos militares que Vásquez Velásquez comanda, han ejecutado en contra de la población que realiza las manifestaciones pacíficas, pidiendo el regreso de Zelaya al poder. Vásquez Velásquez atribuye su participación en el golpe aduciendo que “solo siguió órdenes civiles”.

Ramón Custodio

Algunos lo recuerdan por el papel jugado en la época de los 80, otros lo recordarán por el protagonizado luego del derrocamiento de Zelaya, pues a Ramón custodio se le considera un Comisionado de Derechos Humanos “golpista”, que en lugar de defender los derechos humanos de una población, se ha puesto del lado de la oligarquía del país. Pero retrotrayéndonos en el tiempo, Ramón Custodio también fue cuestionado fuertemente cuando fue miembro de la Junta Nominadora.

A sabiendas de que violentaba la Ley Orgánica de la Junta Nominadora, propuso a Yoleth Calderón, abogada asesora del Comisionado, de quien también se cuestiona su accionar cuando fungió como magistrada de la Corte de Apelaciones. En ese entonces, Calderón fungía como asesora legal del Comisionado Nacional de Derechos Humanos –CONADEH-, cargo más alto de autoridad jurídica, lo que la colocaba en posición de ventaja frente a los demás propuestos, pues Custodio era juez y parte por ser el proponente de su propia asesora jurídica y a la vez presidente de la Junta Nominadora, entidad que seleccionará de entre los recién preseleccionados a los 45 que se enviarán al Congreso Nacional.

Las denuncias que hicieron algunos medios de comunicación como Revistazo.com, lograron que finalmente se respetase la ley y Calderón quedara fuera de la lista de los seleccionados. Según la encuesta que hizo COIMER & OP (Consultores en Investigación de Mercados & Opinión Pública), Ramón Custodio se ubica en el sexto lugar en impopularidad con un 38.4 por ciento en relación con un 12. 4 por ciento de aceptación.

Cabe destacar que el resto de los porcentajes en relación con el 100 por ciento, se dividen entre las posiciones de regular opinión y no lo conoce o no responde. A continuación la tabla completa que muestra la aprobación e impopularidad de las figuras públicas:

Ver Tabla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>