El ALBA: un proyecto que reúne principios de verdadera integración basada en la justicia, solidaridad y cooperación

El ALBA revive la vieja contradicción entre Latinoamérica y el imperio de los Estados Unidos al actualizar el proyecto unitario de Bolívar, Morazán, Martí y otros próceres. El sueño de nuestros próceres de “ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza que por su libertad y gloria” se materializó en Centro América como una sola república y en la Gran Colombia, que comprendía la unión de 5 países de Sur América, pero el imperio y las oligarquías abortaron ese sueño que hoy con la globalización neoliberal adquiere más vigencia.

Esa unidad ponía en peligro la doctrina “Monroe” de 1823 de que “América es para los americanos”, o sea, “América es para el imperio USA”. Doctrina neo colonial para “justificar” en los últimos 200 años el robo de casi la mitad del territorio mexicano, las intervenciones y la ocupación de los países, cuando el soborno, el chantaje y el bloqueo no les permiten consolidar su dominación político-militar para explotarnos y saquearnos.

“Los Estados Unidos, decía Bolívar, parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la libertad” Los oligarcas de ayer y hoy, cómplices de esa doctrina “Monroe” e intervenciones criminales, defienden la falsa generosidad del amo cuando dicen que si no es por el imperio no comemos, que nuestro destino es aguantar su opresión y que integrarnos al sur es una traición imperdonable al norte.

El Bloque Popular condenó el 25 de agosto, la campaña de un grupo de empresarios, dizque hondureños, que por la dependencia de sus negocios de las transnacionales de Estados Unidos, por gozar de visa, tener depósitos bancarios, propiedades, inversiones y a sus hijos estudiando en ese país, en un acto servil y atentatorio a nuestra soberanía, desarrollo independiente e integración latinoamericana, se convierten en aliados de la ideología, intereses geopolíticos y militares del imperio a cambio de disfrutar de las migajas que logran como importadores de bienes y servicios o exportadores de productos maquilados, producidos a bajos precios debido a que no pagan impuestos y el Estado les permite precarizar el trabajo debido a la flexibilidad laboral a través de contratos temporales y la tercerización de trabajos permanentes y continuos que deben ser realizados por trabajadores permanentes con contrato indefinido y no temporal.

Para estos oligarcas: latifundistas, comerciantes, maquileros, detentadores de los servicios públicos y recursos naturales privatizados, por estar supeditados a los capitalistas extranjeros, sus líderes son Pinochet, Salinas de Gortari, Saúl Menem, Dabuison, Uribe y otros incluyendo al Presidente de los Estados Unidos George Bush a quien se le acusa por pueblos, organismos de derechos humanos y gobiernos de ser autor de los crímenes más horrendos de lesa humanidad, peores que los cometidos por Hitler.

En su campaña primero contra PETROCARIBE y PETROALIMENTOS y hoy contra el ALBA, esos oligarcas le siguen pidiendo a los gringos deporten más hondureños, a sabiendas que todos los que se fueron para Estados Unidos a partir de 1990 y se siguen yendo, son producto de la desocupación que originó la aplicación del llamado libre comercio, legalizado vía chantaje del Gobierno de los Estados Unidos al de Honduras, al no poder pagar honduras una deuda externa que no debía.

Esa oligarquía llega al descaro de insinúan a USA invada nuestro país antes que el gobierno de Honduras y Venezuela les declaren la guerra como producto de la suscripción del ALBA.

La campaña que los grandes capitalistas, supeditados al imperio, han montado contra el ALBA viene dirigida desde el Departamento de Estado de USA y es la misma que impulsan, en el resto del continente contra todo intento nacionalista de los movimientos populares, partidos o gobiernos.

Esa es una campaña oportunista y cobarde de los traidores históricos de nuestra identidad y unidad latinoamericana, única salida para derrotar la pobreza, la globalización neoliberal y hacer justas y equitativas las relaciones con los Estados Unidos, Europa y Asia.

En qué cabeza cabe, que Honduras, quien quedo minusválida después de la ruptura de la unidad de Centro América, ¿va ser capaz de tener los mismos niveles de soberanía, independencia, recursos y libertad que tendríamos si estuviésemos unidos en el área y en el continente para poder enfrentarnos a los colosos y mafias que han formado los capitalistas a nivel mundial?

Pero desde el punto de vista constitucional, contrario a los Tratados de “libre comercio”, el ALBA sí se ajusta a los Artículos 1, 330 y 335 Constitucionales, porque

1) respeta nuestra soberanía e independencia; 2) permite desarrollar diversas formas de propiedad; y, 3) tiene como principio una cooperación internacional justa, promoviéndola de pueblo a pueblo, entre empresas nacionales del sector social de la economía y del Estado.

Ejemplos de esa cooperación es la Misión Milagro pues más de 3,000 hondureños y hondureñas han recuperado su visión viajando a Venezuela, PETROCARIBE abre las puertas para importar todos los combustibles pagándolos parcialmente al crédito y con productos agroindustriales, además de PETROALIMENTOS, Banco del Sur, Tele Sur, Servicio Satelital para telecomunicaciones y podemos suscribir Convenios Integrales de Cooperación en educación, salud, infraestructura, deportes, ciencia y tecnología, intercambio comercial, etc.

Los pocos años de vigencia del ALBA y sus programas, han dejado nuevas y variadas formas de cooperación entre Bolivia, Venezuela, Cuba, Nicaragua y otros países de las cuales se ha favorecido directamente el pueblo-pueblo, porque para liberarnos no solo debemos hacer lo que es posible, sino lo imposible y hasta lo impensable.

Otro ejemplo irrefutable de cooperación entre pueblos del sur lo constituye la solidaridad sin condiciones del pueblo cubano a través:

1) del sistema “yo si puedo” con el cual se han alfabetizado64,000 hondureños, se han capacitado 7,000 maestros y hay presencia en 3,000 comunidades de 92 municipios; 2) las Brigadas Medicas Cubanas que en los últimos 9 años han atendido 17 millones de casos, 8 millones de visitas domiciliarias, 236 mil vidas salvadas, 84 mil partos y 455 mil operaciones; 3) en la Escuela Latino Americana de Medicina, en la actualidad estudian 935 jóvenes, en ella se han graduado 500 médicos y han construido el primer Hospital Garífuna en Ciriboya, Ironía, Colon ; 4) en deportes tenemos la asistencia de 11 técnicos en diferentes disciplinas y en una de ellas participamos en los Juegos Olímpicos de Beijing; y 5) la Misión Milagro Con Cuba ha significado la atención a 24,000 pacientes con problemas de la vista, 2,000 de ellos atendidos en Cuba.

Por todas esas razones el Bloque Popular continúa, como lo viene haciendo desde hace varios años, diciendo si ALBA. En ese marco apoyamos la decisión del Gobierno de suscribirlo y por ello nos sumamos masivamente a la movilización que se realizo el 25 de agosto 2008 en la Plaza La Libertad donde se firmó la adhesión a ese proceso que es una esperanza para los pueblos.

Lo masivo de la movilización calculado en aproximadamente cien mil personas es un triunfo popular, es una derrota política para quienes manipularon al pueblo para que no se sumara a respaldar el ALBA, a aplaudir a la distancia a Fidel Castro y a los Presidentes que nos honraron con su visita y que al contrario de Bush si gozan de indiscutible popularidad en sus pueblos y en el continente.

Ese triunfo viene a fortalecer las luchas por los doce puntos que se suman a las libradas en los últimos 10 años contra las privatizaciones de los servicios públicos, el rescate de la seguridad social, contra la defensa de nuestros recursos naturales y su nacionalización, etc.
Los nuevos acuerdos de cooperación con los países del ALBA firmados el 25 de Agosto, constituyen un reto para el movimiento popular, un compromiso para el Estado y el gobierno, que se manifestó en contra de la privatización del agua y por la Reforma Agraria. Temas que acorralan más a los empresarios ultraderechistas quienes radicalizaran más la guerra contra el movimiento popular, el gobierno y los países suscriptores del ALBA.

En base a esos acuerdos con los países del ALBA y el compromiso del gobierno en materia de agua y reforma agraria, el movimiento popular ahora tiene una tarea muy grande y de mucha responsabilidad:

1. Llamar a la movilización para que los Diputados al Congreso Nacional aprueben el ALBA. El ALBA es un compromiso de Estado, se ajusta a los Artículos 1, 330 y 335 de la Constitución de la República, es un aporte positivo para avanzar hacia la unidad centroamericana y latinoamericana sin disolver gobiernos ni repúblicas, es una esperanza para el pueblo hondureño y latinoamericano para quien solo el pueblo salva al pueblo porque sabemos que otro mundo es posible solo si lo construimos sobre la base del amor y la solidaridad entre hombre y mujeres.

2. Llamar a la movilización popular por la aprobación de la Ley de Aguas presentada en el año 2003 al Congreso Nacional, actualizada con la exigencia de derogatoria de la ley vigente y cualquier disposición contenida en otra ley que se le oponga. Recuérdese que es necesario derogar la Ley Marco de Agua Potable y Saneamiento porque según ella, al finalizar el mes de octubre de este año deben quedar trasladados a las Municipalidades los servicios de agua potable y saneamiento en poder del SANAA, lo que incluye la capital. En Tegucigalpa ya la Alcaldía tiene un plan para traspasar el servicio de agua a una empresa Italiana.

3. Llamar a la movilización popular por la aprobación de la Ley de Reforma Agraria. Las organizaciones campesinas deben, aprovechando los 100 tractores que donara Venezuela, el crédito de 100 millones de dólares que manejara BANADESA y los que correspondan a PETROALIMENTOS, para reorganizarse en empresas cooperativas y asociativas para producir granos, verduras, legumbres y carne para el mercado interno y de ser posible para exportar. Paralelo a la realización de este proceso, debe buscarse la forma de implementar los procesos de comercialización entre el campo y la ciudad contenidos en el Mensaje número 1 del Bloque Popular.

4. El Magisterio Nacional debe movilizarse a fin de aprovechar la ayuda que se recibirá de Cuba y Venezuela para impulsar la campaña de alfabetización a través del programa YO SI PUEDO y llevar la iniciativa en ese programa. Esta es una valiosa oportunidad que no deben desperdiciar los maestros y el movimiento popular.

5. Exigir del Gobierno que los créditos obtenidos a través de PETROCARIBE se destinen fundamentalmente a la nacionalización: primero de la generación de energía eléctrica para salvar la ENEE y después a la nacionalización de otros servicios públicos que detentan transnacionales y algunos empresarios presta nombres.

6. Que como Movimientos Populares participemos en las instancias de conducción del ALBA, donde tendremos derecho a voz y voto.

7. Que a los Movimientos Populares se les asigne en forma permanente un determinado espacio importante y suficiente para sus programas en la radio y televisión del Estado.

8. Continuar con la movilización popular por el resto de los doce
puntos que se vienen planteando por la Coordinadora Nacional de Resistencia Popular desde el gobierno anterior, concretizándolos en proyectos de ley u otro tipo de iniciativas.

La Alternativa Bolivariana de las Américas es eso, una alternativa, no excluye otras. La revolución en esta parte del mundo es “creación heroica, nunca copia o calco” como decía Mariátegui o “inventamos o herramos” sostenía Simón Rodríguez. La construcción del ALBA como contribución a la Unidad Latinoamericana será sin “formulas mágicas”.

Recordemos que “la participación y la conciencia de los pueblos no pueden construirse en un abrir y cerrar de ojos, ni por decreto; el poder que viene, la ideología del poder que viene, la fuerza del poder que viene tiene que irse construyendo desde hoy”.

“Hemos aprendido que nada cambiara al final del camino si no cambia desde ahora; que no hay final distinto del inicio y que no hay ser humano nuevo y nueva cultura si no hay acumulación de nuevas prácticas democráticas, participativas, de una nueva moral acuñadas y asimiladas en las prácticas diarias durante años”

El Movimiento popular debe abrir un serio debate político sobre el tema de la unidad Centro Americana, Latino Americana, los aportes del ALBA y otros esfuerzos presentes y futuros. Es ridículo como algunos llamados analistas del patio cegados por sus compromisos y supeditación al capital nacional y extranjero pretenden ridiculizar los esfuerzos integracionistas en Latinoamérica reduciéndolos a los 100 tractores que en un acto de solidaridad dona a nuestros campesinos el gobierno de Venezuela. Ese grupito de empresarios supeditados al capital extranjero deben ya empezar a darse cuenta que no son los dueños de Honduras, porque para ellos solo lo que favorece y fortalece su poder es bueno para Honduras.

Con este trabajo de momento solo anticipamos de una forma inicial el abordaje de esos compromisos suscritos el 25 de agosto 2008, que se constituyen en una alianza con los países del ALBA y El Estado de Honduras, independientemente del gobierno que este; alianza que será permanente y evolucionara, solo si como movimientos populares tomamos la iniciativa, hacemos aportaciones usando la creatividad popular y adoptamos una actitud crítica en el proceso, conservando así nuestra independencia como movimientos populares y garantizando la continuación del ALBA como una alternativa popular para unir a los países de América Latina y el Caribe en un solo bloque económico, político y social.

Honduras, 26 Agosto 2008.
APORTE DEL BLOQUE POPULAR AL FORO PROMOVIDO PORLOS NECIOS” EN EL AUDITÓRIUM DEL COLPROSUMAH.

Carlos H. Reyes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>