El descenso y los crímenes de la prensa mediática

El sentir de los pobladores ante la espera de una solución al conflicto político que depende del Congreso Nacional y la Corte Suprema de Justicia afirma su fuerza para resistir contra las ataduras impuestas por los enemigos de clase que usurpan los bienes del pueblo.

Con la presencia de las multitudes que conforman el Frente de Resistencia Nacional contra el golpe de Estado que a más de cuatro meses se mantiene en las calles sigue ocasionando el temor de los mercenarios de la información (Carlos Flores Facussé, Rafael Ferrari, Jorge Canahuati Larach y Miguel Andonie Fernández), quienes refuerzan las fabulas que publican en sus medios de comunicación.

Para conocer a profundidad la débil situación que enfrenta la prensa mediática y tradicional, Prensa Latina se desplazó hacia el centro de la capital para conversar con algunos vendedores de diarios, conocidos como “canillitas” en esta nación centroamericana.

Por temores a represarías los “canillitas” pidieron que no se revelara su nombre en la publicación y afirmaron que las ventas de los diarios que los hondureños acostumbraban adquirir, han disminuido drásticamente.

Uno de los vendedores afirmó que después del golpe de Estado se ven obligados hacer masivas devoluciones de los diarios que avalan el ataque militar perpetuado desde el 28 de junio.

“Nosotros esperamos hasta el mediodía para vender los periódicos, pero las ventas empeoran y las personas que se acercan a los puestos de venta repudian los diarios que antes se vendían” dijo uno de los distribuidores.

Este recorrido comenzó a primera hora de la mañana y se pudo constatar a través de veteranos “canillitas” que este descenso de las ventas de la prensa mediática nunca se había efectuado.

Los vendedores coincidieron en que el lector asiduo de estos diarios ya no cree en la información que publican en sus páginas, puesto que la mayoría de sus historias periodísticas no coinciden con la realidad que atraviesa Honduras.

Organismos de derechos humanos como el Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (CODEH) señalan que la pérdida de credibilidad de las televisoras y radioemisoras que acuerpan el Golpe de Estado, es evidente.

Los expertos en materia de derechos humanos en Honduras y que han estado demandando ante a la comunidad internacional las violaciones a la vida que se registran en este régimen fascista representado por Roberto Micheletti y Romeo Vásquez Velásquez, son del criterio que la prensa mediática solo promueven la apología del odio entre sus receptores.

Desde que la jerarquía militar dirige los ataques hacia las manifestaciones pacificas de la Resistencia, junto a la inteligencia policial, las denuncias de torturas, intentos de secuestros y otras que irrespetan los derechos humanos, son imparables.

La metodología utilizada por la prensa mediática a través de sus publicaciones o fabulas es de inculpar como violentas las acciones que efectúan los miembros de la Resistencia pacifica que se oponen al régimen político militar-empresarial y eclesiástico.

Fuentes de entero crédito revelan que los jefes de redacción de estos diarios convocan a los voceros de la Policía Nacional a sus instalaciones para entregar fotografías de miembros del Frente Nacional.

Según la fuente, describe que el material gráfico es analizado con cautela por los directores de prensa de estos diarios, quienes en confabulación con la inteligencia militar realizan perfiles de las personas que se manifiestan pacíficamente.

El reciente intento de secuestro de un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), que participa en las marchas, comprueba que el registro fotográfico se encuentra en poder de sicarios quienes detectan con facilidad a sus víctimas.

Pese a que las ventas de estos diarios han disminuido, los atentados que promueven la guerra de baja intensidad que vive Honduras para evitar el proceso electoral como lo describió en una reciente entrevista el presidente del CODEH, Andrés Pavón, no declinan.

Los mercenarios de la información incrementan sus propósitos en contra de la población desarmada sin importarles que la Corte Internacional de Derechos Humanos ya está investigando estos hechos que los vincula a crímenes de lesa humanidad.

Promover el boicot electoral que será provocado por quienes respaldaron la asonada castrense del 28 de junio, es su misión, para justificar una masiva tortura a la resistencia, sin embargo organismos como el CODEH y el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), solicitan el apoyo de las instituciones mundiales de derechos humanos para que esta conspiración hacia Honduras, no sea realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>