Empleados municipales de Choloma exigen respeto a su derecho de organización

Haciendo uso a su derecho de organización sindical establecido en la Constitución de la República, el Código del Trabajo y el Convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo, en 1981 los trabajadores y empleados de la municipalidad Cholomeña organizaron y legalizaron el sindicato de trabajadores, pero en una clara violación a las leyes laborales del país el alcalde municipal de ese Término, Leopoldo Criveli, despidió el pasado 26 de abril a 22 miembros de la organización sindical, incluída la junta directiva.

Sumado a la violación a los derechos de organización los empleados de la alcaldía cholomeña también denunciaron el irrespeto al decreto de incremento al salario mínimo aprobado en el gobierno de Manuel Zelaya Rosales, pues ese municipio fue categorizado como urbano y el salario mínimo vigente desde enero de 2009 es de 5,500 lempiras. Sin Embargo, las autoridades municipales mantienen trabajadores con salarios mensuales de tres mil.

Si el salario mínimo vigente es de 5,500 lempiras y la municipalidad de Choloma mantiene empleados con salarios de 3,000, estos trabajadores pierden mensualmente 2,500 lempiras, cantidad que si la sumamos por catorce salarios que los empleados debengan al año, estaríamos hablando de 35 mil lempiras que anualmente deja de percibir el trabajador en concepto de salario.

Aunque los miembros de las corporaciones municipales en las respectivas tomas de posesión prometieron ser fiel a la República, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las Leyes, después de 17 meses de haber sido aprobado y publicado el decreto de Salario Mínimo, son pocas las municipalidades que cumplen con esta ley. Sin embargo, las autoridades del Ministerio del Trabajo no hacen nada para que se respete esta disposición.

A través de un comunicado los empleados municipales denunciaron una campaña de intimidación que lleva a cabo el departamento de personal con el fin de que los trabajadores renuncien al sindicato “condicionándoles que si no hacen la renuncia no les incrementarán o ajustarán el salario mínimo que por ley les corresponde” señala el documento.

Entre sus demandas que los empleados municipales plantearon destacan el reintegro de los despedidos a sus puestos de trabajo, respeto a la organización sindical, cumplimiento a la Ley del Salario Mínimo y el pago de horas extras.

Comunicación Comunitaria,COMUN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>