Empresarios hondureños lanzan una propuesta que prevé la restitución de Zelaya

El plan para encontrar una rápida solución a la crisis hondureña prevé que Zelaya sea reinstalado en el poder, pero que de inmediato se someta a los tribunales de justicia para que responda por los cargos que se le imputan, informó el líder de los industriales, Adolfo Facussé, a la AFP.

“El presidente (de facto Roberto) Micheletti, de quien esperamos una actitud patriótica, volvería al Congreso ya no como presidente sino como un diputado más” y se buscaría para él un escaño vitalicio, lo cual es inédito pero no está prohibido por la ley, aseguró Facussé, quien encabeza el grupo que hizo la propuesta.

Para garantizar el cumplimiento del acuerdo por todas las partes, se pediría el envío de una fuerza multinacional, integrada por unos 3.000 militares o policías de Canadá, Panamá y Colombia, dijo Facussé, quien no precisó si para este propósito se pediría la tutela de ONU a esta fuerza.

“El plan es producto de la discusión de un grupo grande de empresarios y otros ciudadanos hondureños y la idea principal se enmarca en el plan del presidente de Costa Rica, Óscar Arias, con modificaciones complementarias para responder a las inquietudes de algunos sectores”, declaró Facussé.

También propone que el presidente Zelaya delegue el mando de las Fuerzas Armadas al consejo de ministros y la facultad de remover a los miembros de su gabinete al Congreso. Según esta propuesta, dijo Facussé, los ministros serían nombrados por los partidos políticos en la misma proporción de los votos que obtuvieron en las últimas elecciones en noviembre de 2005, y sólo podrían ser destituidos con el voto de dos tercios de los diputados.

Paralelamente, los empresarios solicitan a la comunidad internacional que dé un amplio respaldo a las elecciones del 29 de noviembre y que la OEA y otros organismos envíen observadores que certifiquen “la transparencia del proceso y la legitimidad de los resultados”, señaló Facussé.

A Estados Unidos, solicitarían asistencia económica por los daños que han ocasionado a la economía hondureña las sanciones adoptadas por Washington, tales como la suspensión de visados (a funcionarios y empresarios hondureños) y el congelamiento de ayudas, así como una moratoria en las deportaciones de hondureños que viven en ese país, dijo el empresario.

Facussé dijo que la propuesta ha sido presentada, entre otros, a Micheletti, a los candidatos a la Presidencia, al embajador de Estados Unidos, Hugo Llorens, y al obispo auxiliar de Tegucigalpa, Juan José Pineda, que actúa como facilitador de las negociaciones entre el gobierno de facto y Zelaya, quien permanece refugiado desde hace ocho días en la embajada brasileña en Honduras.

La crisis política, que se inició el pasado 28 de junio con el golpe de Estado y destitución de Zelaya, ha golpeado también el sector productivo nacional y ha causado pérdidas por decenas de millones de dólares.

Fuente: Por Óscar Núñez Olivas

Comun-Noticias
29 de Sept.
9:22 pm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>