En Puerto Cortés se sembró la semilla que estalló en El Progreso

Hablamos con el licenciado Samuel Castellón, quien en tiempos de la gran huelga de 1,954 se desempeñaba como maestro de la escuela Reginald H. Hammer de Puerto Cortés, contratado por la TelaRailroad Company.

Vida en la maquila:
Licenciado, ¿Qué puede contarnos sobre la huelga del 54?
Samuel Castellón: Bien, quiero decirles que el primer conato de la huelga, se dio en el muelle de Puerto Cortés, el 27 de abril y como ese día era jueves santo, los trabajadores pedían que la Tela les pagara doble los días grandes, pero como no recibieron ninguna respuesta favorable los obreros se negaron a seguir trabajando.
VM ¿Como es que los trabajadores se atreven a desafiar una transnacional tan poderosa?

  • SC.* Bueno, el descontento de los trabajadores venía dándose desde mucho tiempo atrás y al no ser escuchados, a las doce de la noche de ese jueves santo, Juan B. Canales, se subió a un vagón para pedir el apoyo de los obreros y no seguir laborando hasta que la empresa les cumpliera sus exigencias.

VM ¿ Cuanto tiempo duró este paro en el muelle?
SC Este fue un paro que duró pocas horas, pero allí quedó sembrada la semilla que tres días después se vio germinada al estallar la huelga en otros sectores, como El Progreso, La Lima, Tela y Batan. VM ¿Qué recuerda usted de la participación de las mujeres?
SC Algo que nadie ha resaltado es que durante los 69 días de huelga los principales líderes eran perseguidos y tuvieron que huir, entonces para sustituirlos, se convocó a una reunión en San Pedro Sula, cuando Céleo Gónzales preguntó quién de Puerto Cortés quería ir, Gloria Isabel López, una valiente mujer sin importarle las condiciones del viaje y el peligro a que se enfrentaba se ofreció.
VM ¿Qué ambiente se vivía después de finalizar la huelga?
SC Hubo represión, en Puerto Cortés la empresa no se permitía la organización, los trabajadores portuarios y mecánicos se constituyeron como sindicato independiente, pues ellos ejercían poder por su condición de operadores de la maquinaria, mi papá Fernando Castellón fue presidente de ese sindicato, mientras tanto al Sitraterco en dos ocasiones le despidieron las juntas directivas y fue hasta el tercer intento que lograron formalizarlo.
Entre los primeros directivos del Sitraterco en Puerto Cortés que recuerda don Samuel Castellón están Adolfo Baide como Secretario General, Sebastián Rivera como secretario de conflictos, Edilberto Flores, Rubén Viana y un compañero que solo recuerda que le decían Lilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>