¿Existe un informe de la ONU? ¿O rumores de Hondudiario?

Este editorial ha sido recogido por medios de comunicación partidarios del Golpe de Estado.

Pero no hay absolutamente ninguna señal del informe en la página web de la ONU. El Departamento de Asuntos Políticos está encargada de:

Asuntos de paz, diplomacia preventiva, en otras palabras,… de prevenir y resolver conflictos mortíferos alrededor del mundo para promover una paz duradera en sociedades que emergen de una guerra.

Y no provee análisis al Secretario General de la ONU. No encontramos ninguna evidencia de que exista un informe de la ONU sobre la situación de Honduras, y es evidente que la ONU ha apoyado de forma consistente la restitución del gobierno constitucional del presidente Zelaya.

Todas las notas de prensa citan el editorial de Hondudiario como fuente, o utilizan un lenguaje que deja claro que fue tomado directamente de dicho artículo. Este es un ejemplo clásico de la circulación de un rumor.

Supuestamente, este estudio “fue elaborado con la información oficial recibida por los expertos de la ONU en su visita al país la semana pasada que coincidió con los cancilleres de la OEA”. La producción de este informe hubiera sido excepcionalmente rápida…

Lo más extraño, sin embargo, de este informe que se rumorea es que dice:

“refuerza la posición del presidente Barack Obama, que nunca se precipitó a juzgar la situación hondureña, como lo hizo la secretaria de Estado Hillary Clinton que corrió a condenar al pueblo hondureño, presionada por los cancilleres de la OEA”

Esta es supuestamente una cita de la fuente de la información. La fuente de información es supuestamente un funcionario de la ONU, pero el editorial ha sido fechado en Washington, DC, no en el sitio de la ONU.

La fuente anónima expresa una visión extraña de la política de Estados Unidos. La mayoría de los analistas de Estados Unidos están de acuerdo que Barack Obama y Hillary Clinton dieron el mismo nivel de condena al Golpe de Estado desde junio hasta hoy, y Clinton no se apresuró a juzgar; por no decir que la presión se ve ampliamente que fluye de Estados Unidos hacia la OEA, no en otra dirección. Y debe quedar claro: Estados Unidos, la OEA, la ONU y la Unión Europea han condenado el régimen de facto, no al pueblo Hondureño, la mayoría de los cuales no están de acuerdo con el golpe y rechazan los disturbios civiles. Mientras que el editorial implica que su fuente está en la ONU, la perspectiva solo tiene sentido como la de un hondureño partidario del golpe de estado.

Más revelador, el supuesto informe en resumen dice:

“La mayoría de los Estados miembros de las Naciones Unidas, después de conocer otros escenarios e información, ahora coinciden en que no apoyarían ninguna resolución de la Asamblea General de la ONU que solicitara sanciones para Honduras.”

¿La mayoría de los Estados miembros? ¿En serio? ¿Y cómo esta fuente sorprendentemente bien informada puede estar seguro de eso?

La afirmación de que “conocer otros escenarios e información” cambiaría dramáticamente la opinión de las personas, es por supuesto, un tema largamente expuesto por el régimen de facto y los partidarios del golpe de estado. Quien parece ser claramente la fuente de este rumor.

No sería una sorpresa si la ONU ha realizado su propio análisis. Podría incluso, como en el erróneo informe de la Biblioteca de Derecho de la Biblioteca del Congreso, donde han considerado posibles respuestas a la pregunta“¿Bajo qué teoría pudo el Congreso de Honduras haber pensado que actuó legalmente?”. O bien, pueden haber pasajes que se están tomando fuera de contexto que ha sido tejido por las personas que originaron este rumor.

Pero nada de eso va a cambiar el hecho de que todo el mundo con experiencia en el análisis del derecho constitucional de Honduras ha llegado a la conclusión de que no existe una base constitucional legal para las acciones que el Congreso de Honduras tomó el 28 de Junio.

La deportación fue ilegal, No existe poder constitucional para que el Congreso pueda quitar a un presidente, y al hacerlo, se trunca el procedimiento legal que había sido iniciado por la Corte Suprema para conocer y pronunciarse sobre los cargos contra el Presidente Zelaya interpuesto por el Fiscal General, que es la forma legal de tomar medidas contra altos funcionarios del gobierno, incluyendo las acciones que conducen a la separación del cargo.

El momento en que aparece este rumor no es casual, El diálogo Guaymuras ha alcanzado un acuerdo en todo, pero el último punto, que es el único punto que realmente importa, porque sin el no habrá restauración del orden constitucional: El presidente Zelaya debe ser restituído.

El régimen de Facto está arrinconado, sino es que apretujado.

La Biblioteca Jurídica de la Biblioteca del Congreso presentó un informe que el régimen y sus partidarios siguen promoviendo, porque se basa en una comunicación personal con un participante del golpe de estado para confirmar una teoría jurídica errónea. Esto ha ayudado al régimen de facto a enturbiar las aguas en Honduras, pero en Estados Unidos solo ha sido publicado en una gran cantidad de blogs y hasta el día de hoy no se ha tenido en los grandes medios de comunicación del idioma inglés, evidentemente, porque han evaluado como un cambio no valido de la información subyacente.

Mediante la difusión de un rumor acerca de un supuesto informe de las Naciones Unidas, que si existe puede nunca ser publicado, los partidarios del régimen de facto están tratando de abrir algunos espacios en el último paso de la “negociación”. Pero aquí no hay nada que cambie nada. El pueblo hondureño necesita una restauración del orden constitucional ahora, antes de las elecciones de noviembre, ya en peligro, están totalmente deslegitimadas, y así seguirá si el régimen sigue atentando contra ellas

por Hondurascoup

Traducción Libre voselsoberano.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>