Fallece Obrera en Triple A

Una nueva muerte dentro de las fabricas maquiladoras por falta de atención medica Oportuna ha ocurrido en el municipio de Choloma, y como en casos anteriores los patronos pretenden evadir toda responsabilidad en el suceso y negar los derechos correspondientes a los familiares de la victima.

El martes 13 de agosto falleció la obrera Eva Luz Palma Urbina en las instalaciones de la empresa maquiladora Triple “A”, en la ciudad de Choloma. La obrera fue encontrada en los baños de la empresa. Inmediatamente fue trasladada a la clínica del Seguro Social en Choloma donde llego alas 12:45 de la tarde, pero no la recibieron porque según el doctor Edgardo Ochoa ella había muerto desde hacia una hora.

Eva Luz tenia 19 años de edad, era originaria de Yorito en el departamento de Yoro, y desde hacia dos años trabajaba en Triple “A”. Antes trabajo en otras fabricas con documentos prestados como lo hacen miles de menores de edad.

Eva deja dos hijas, una de tres años y la menor de apenas seis meses de edad. Su esposo trabaja también en una fábrica maquiladora.

Según testimonio de algunas obreras, Eva fue donde la enfermera por que se sentía mal de salud y no la atendió porque el cupo estaba lleno, pues solo se atienden 20 personas por día, y le dijo que regresara al día siguiente. Asimismo aseguran que solicito permiso a la supervisora para ir al Seguro Social y no se lo concedió.

LA VERSION DE LA EMPRESA

La apoderada legal de la empresa, Edna Gonzales, presenta los hechos diferente a como los plantean las compafieras de trabajo de Eva.
Según Gonzales, Eva solicito permiso a la supervisora para ir al vació a ordefiarse alrededor de las 11: 15. Como la trabajadora no regreso a su puesto de trabajo, la súper Vlsora supuso que de una vez se tomo su hora de almuerzo. Cuando fue encontrada por la empleada Ruth Carcamo trataron de revivida dándole Resucitacion Cardio Pulmonar y la trasladaron hasta la finca del IHSS la doctora de la empresa Mirna Borjas, la enfermera y varios empleados.

DEMANDA DE JUSCIA
“Quiero que se haga justicia. Fui a la empresa eI 19 de agosto y solo me atendió la secretaria. Uno se siente impotente para pelear contra esta gente poderosa, por eso es necesario que nos apoyen”, dice el esposo de Eva Luz.

EI caso ha sido conocido por el Centro de Derechos de Mujeres (CDM) y el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, pero aun no se sabe de resultados.

La investigación apenas empieza. Los obreros estan atemorizados y se resisten a hablar por temor a represalias. Se rumora que la empresa a obligado a algunos a presentar testimonios falseados para salvar la responsabilidad de los patronos y otros han sido despedidos.

En las maquilas se han presentado múltiples casos de muerte de obreras y obreros. Generalmeme las empresas se han hecho cargo de parte de los gastos funebres y el pago de derechm adquiridos, sin reconocer prestaciones porque eso no esta en la Ley, mucho menos indemnizaciones.

Carmen Marilu Zeron murio en la empresa Daly de El Progresc el 9 de enero de 1998. Le rogo a los jefes que la dejaran ir al Seguro.

Hasta que se desmayo en su puesto de trabajo la mandaron pero al llegar a la clínica estaba muerta. Daly era propiedad del empresario hondurefio Edmundo Romero, cerro operaciones en enero del 1999 negandoles dos millones en prestaciones a unas 200 obreras.

En la Fabrica ÍNTER FASHION, Choloma, murió el I de diciembre del 2000 Gabriel Quintanilla, de apenas 20 años. Gabriel solicito atención en la enfermera pero el doctor no llego, la enfermera solo Ie puso una inyección de vitaminas y lo mandos a descansar. Cuando lo llevaron al Seguro, iba muerto.

INTERFASHION
Era propiedad de la familia Leiva, funcionarios del gobiemo anterior, y cerro operaciones el ano pasado negándoles unos cuarenta millones de prestaciones a casi tres mil obreras.

Ese mismo año otra obrera murió en Confecciones Dos Caminos, en ZIP Búfalo, municipio de Villanueva. Los casos siguen; en fabricas hondurefias, estadounidenses y asiáticas; el común es la negativa de atención medica adecuada y oportuna.

Las autoridades policiales, del Ministerio del Trabajo y las instituciones de Derechos Humanos han conocido I de esas situaciones, pero I hasta ahora a ningún empresario se Ie han Ideducido responsabilizadas. La fabrica a Triple A es propiedad de la familia Faraj, duefios de bancos y otras inversiones. Son parte del actual gobiemo de Honduras. “Sera imposible que respondan por la vida de los trabajadores que les generan sus trabo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>