Firman acuerdo en el Aguán

El anuncio se hizo luego que la tarde de ayer el presidente Porfirio Lobo y representantes del Movimiento Unificado de los Campesinos del Aguán (MUCA) rubricaran un acuerdo mediante el cual 28 grupos recibirán de inmediato 3,000 hectáreas cultivadas de palma africana y 3,000 sin cultivar. Además, en un plazo de un año se les dará otras 4,000 hectáreas sin cultivar y 1,000 cultivadas.

Ham aseguró que ya pidió apoyo al Ministerio de Defensa y Seguridad a fin que se garantice una movilización pacífica de los campesinos.

El conflicto se había generado por el reclamo de tierras por los campesinos, que en los últimos meses terminó en enfrentamientos violentos que reportaron al menos 9 muertos, según datos del gobierno.

LA FIRMA
La firma del compromiso se realizó en la fortaleza de Santa Bárbara. El presidente Lobo llegó acompañado de varios miembros de su gabinete, diputados de Colón y la Comisionada Presidencial del departamento, Zoe Teresa Laboriel.

Al ingresar a la fortaleza, el mandatario rompió el protocolo y salió de la sala de juntas para saludar a los campesinos que estaban sobre el área verde. Cuando se acercó comenzaron a gritar: “Queremos la constituyente, Queremos la Constituyente”. Y también: “¿Donde tienen a Billy Joya? ¿Donde tienen a Billy Joya?”.

El Presidente, sin perder la jovialidad, les respondió: “¿Y ustedes creen que le tengo miedo a la Constituyente? No, no le tengo miedo. ¿Y donde tiene ustedes a Billy Joya?”. Luego les estrechó la mano y les habló de la necesidad de apoyar al campesinado para hacer más productiva la tierra.

Lobo dijo sentirse muy satisfecho por haber dado respuesta a este conflicto a través del diálogo, y estableció que la libertad es uno de los dones más preciados que tenemos los seres humanos.

Mientras tanto María Juventina, una campesina madre de cinco hijos de 10, 8, 6, 4 años y medio, quien en el parque central de Trujillo esperaba la firma del acta de compromiso, establece que se siente muy feliz y agradece al Presidente de la República por el apoyo proporcionado a los campesinos. “Estamos muy alegres con Pepe Lobo, ya que él nos está apoyando, ya que yo tengo cinco hijos y necesitamos tierras para poder trabajar”.

EL ACUERDO
Además de transferirles once mil hectáreas de tierra, el acuerdo fija los siguientes parámetros:
El Gobierno desarrollará con los campesinos de MUCA proyectos sociales de salud, educación e iniciará un proyecto de cien viviendas en el término de dos años.
Los campesinos y campesinas no podrán vender bajo ninguna circunstancia las tierras y tampoco podrán ser objeto de garantía.
Si de la remedida de los terrenos resultare excedente del sobretecho, la totalidad del mismo se adjudicará de inmediato al MUCA mediante el pago de mejoras.

ESTUVIERON PRESENTES
Samuel Reyes Rendón, designado presidencial y coordinador de la Comisión Negociadora
Marlon Pascua, ministro de Defensa
Miguel Pastor, ministro de Obras Públicas y Transporte
César Ham, ministro del Instituto Nacional Agrario
Reinaldo Sánchez, secretario privado.

FRASE
“Este es un logro histórico, me parece un resultado ampliamente satisfactorio. Yo diría que el presidente Lobo Sosa está iniciando con esto una política de equidad, equilibrio y tolerancia”
Andrés Pavón, presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos (CODEH).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>