Genesis: Dignidad Y esperan

Los enfermos de SIDA o portadores del VIH en Puerto Cortés no quieren ser carga para nadie, quieren ser personas productivas para satisfacer sus necesidades. Eso elevaría su autoestima al forjarse un futuro de esperanza en el que la enfermedad pase a un segundo plano.

Aglutinados en el grupo de auto apoyo Génesis han comenzado a concretar sus objetivos al instalar un taller de costura donde se pretende que las personas ganen un buen salario y al mismo tiempo que con las ganancias se pueda ayudar a los niños huérfanos a raíz del VIH-SIDA, que en Puerto Cortés suman unos 300.

La idea nació el año pasado a raíz de un proyecto para niños huérfanos a causa del VIH-SIDA, el cual consistía en darle una cantidad de dinero a cada familia para que se convirtieran en microempresaria, los fondos para éste proyecto provenían de la Organización Panamericana de la Salud OPS y el Ministerio de Salud. De estos recursos se destinó una cantidad para desarrollar el proyecto Génesis, un taller de confección de ropa.

El comienzo
La organización nació en el año 2000 como grupo de auto apoyo de personas viviendo con VIH-SIDA. Su coordinadora Yolanda Zaldivar, perdió a su esposo por la enfermedad y eso la motivó a fundar Génesis junto a otras seis integrantes y de allí tomó el nombre la fábrica. En la actualidad el grupo cuenta con una membresía de más de 150 afiliados y afiliadas y en el taller trabajan unas 15 personas.

El grupo consiguió una máquina de coser casera, con la cual elaboraban mantitas, pues nadie sabía de costura. Luego elaboraron uniformes escolares y se instalaron como una pequeña empresa a
partir este año. La fábrica se inauguró el primero de diciembre, Día mundial de lucha contra SIDA, y en enero de este año se comenzó a trabajar en sus instalaciones ubicadas en el barrio Copen, en los bajos del estadio Excelsior.

Sostenimiento
El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia UNICEF apoyó desde noviembre a marzo y desde ese mes están debiendo la renta. “Este año se han hecho algunos contratos, pero no han sido deficientes para sostenerse. Una de las 15 personas que han trabajado se agravó y otra falleció”, lamentó Zaldivar.

El Ministro de Salud Elías Lizardo visitó Génesis, conoció la problemática del proyecto y apenas aportó 15 mil lempiras como préstamo. Por otro lado, la empresa maquiladora Land Apparel, de Puerto Cortés, ha prometido apoyar concediéndoles subcontratos, cuando el taller tenga las condiciones para producir a escala industrial.

Se está elaborando una propuesta de proyecto, por medio del Foro Nacional del SIDA (Fonasida), que pretende obtener unas 60 maquinas con las cuales se puedan efectuar trabajos grandes. Se estima en un millón de lempiras el apoyo gestionado. También se entregó una solicitud a la municipalidad de Puerto Cortés para obtener un terreno donde se pueda construir la fábrica.

La mano de obra calificada es abundante y dispuesta a dar su mejor esfuerzo.
El equipo con se cuenta es una máquina de coser plana industrial y una máquina casera, tres sorjeteadoras, de las cuales dos son prestadas, una covertor que se necesita para hacer ruedos de camisetas, una botonera, una plancha eléctrica que se fundió y la cortadora electrica que esta averiada.

La ley especial SIDA

Discriminación y abusos en las maquilas del puerto
En empresas maquiladoras de la Zona Libre de Puerto Cortés así como de otras empresas, les exigen hacerse el examen de VIH a las trabajadoras. Muchas de estas personas son despedidas o simplemente no les dan empleo.

E1 doctor Mario Cooper, coordinador del Foro Nacional del SIDA (Fonasida) hizo una investigación orientada a la posibilidad de contratación de personas enfermas de VIH-SIDA, en la cual se evidenció un rotundo no por parte de los empresarios, quienes les ven como enfermos y como una carga.

“Uno se siente bien y cómodo trabajando aquí, porque no hay discriminación porque todos tenemos el mismo problema. Porque si uno esta en una maquila todo el mundo lo critica y lo señala, pues esas cosas se saben pronto”, expresó una trabajadora que laboró para la empresa Sale City, es madre de dos hijas y desde enero está en Génesis.


Articulo 52.-se garantiza el decho al trabajo, en tal medida, ninguna persona trabajadora o empleada en el sector publico o privada, podrá ser despedida por su condición de infectada por VIH o enfermo de SIDA que se fundió y la cortadora eléctrica que esta averiada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>