Guarderías estatales se debaten entre el abandono y la decadencia

“Son las cinco de mañana, un pequeño de tres años se encuentra más dormido que despierto, su hermano de diez años, ha recibido las indicaciones de su madre, que se va a trabajar. Ellos quedan encerrados hasta las seis la tarde, cuando regresa su mamá”. Esta historia se repite en muchos hogares hondureños, los niños viven como prisioneros y expuestos al peligro porque su madre no tiene r donde dejarlos.

Los niños son el futuro, dice adagio popular, mismo que es repetido con mayor énfasis los políticos de siempre, que con esta bonita frase adornan sus discursos mentirosos, a ellos no les importan los niños, porque éstos y sus madres siguen desamparados.

Las leyes laborales del país, establece la obligación de crear guarderías infantiles tanto de parte del Estado como de los patronos. Lastimosamente éste precepto no se cumple, porque el gobierno no ha invertido lo suficiente y son pocas las guarderías estatales, mismas que se encuentran en abandono y no tienen capacidad para atender toda la demanda de niños y niñas.

En las compañías maquiladoras trabajan alrededor de 120 mil empleadas , sobre todo en la zona del valle de Sula, pero son pocos inversionistas que le brindan este beneficio a sus trabajadoras.

Las guarderías del estado tienen muchas necesidades y poco apoyo
En las guardería del Estado no sólo se cuida a los niños, también se les da una atención integral que comprende; Educación, salud y la parte social. Manifestó Ana Leticia Suazo, Supervisora de los Centros de Cuidado Infantil del Ministerio del Trabajo, de la zona noroccidental.

En los años 60 se vio la necesidad de crear las guarderías pues las mujeres comenzaron a trabajar en las empresas, y las compañías no respetaban lo que esta establecido en el código laboral con respecto al cuidado de los menores.

Cada una de las guarderías puede albergar a 200 niños. Estos centros tienen capacidad de atender infantes desde 45 días de nacidos hasta los 6 años y medio.

Las guarderías están abiertas de seis de la mañana a seis de la tarde. A los niños se les provee de tres comidas diarias y de una merienda. también se les practican exámenes, para detectar si están anémicos, de ser así se les aplica un trato especial. Los médicos, sólo atienden por dos horas, en las guarderías que cuentan con ese servicio.

La educación que se imparte en los centros comprende:
 Sala Cuna
 Maternal
 Estimulación temprana.
 Pre-kinder,
 Kinder y
 Preparatoria.

En las clases las maestras son capaces de descubrir problemas de aprendizaje y corregirlos para que el niño no tenga problemas en el futuro. En la guardería de El Progreso se ha realizado un experimento interesante con el Centro Suyapa que atiende niños especiales, los cuales son llevan a las aulas de la guardería y tratan de nivelarlos con los niños en preparatoria.

La mayoría de mujeres que hacen uso de las guarderías en El Progreso trabajan en el servicio doméstico, diferente de San Pedro Sula que son mujeres que laboran como dependientas y en la industria. En la ciudad de la Ceiba se hace notar una diferencia los padres de familia tienen un nivel escolar y de colaboración alto, según manifestó Suazo.

Abandono gubernamental
Se han debilitado a nivel gubernamental estas guarderías al desaparecer el Departamento de Protección a la Infancia y convertirlo en un programa.

En la secretaria de Trabajo se planteó a finales del gobierno anterior dar apoyo técnico en organización de guarderías al Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) y a las maquiladoras y dijeron que iban a tratar de organizar algo en Choloma y en ZIP El Porvenir, también Hondupalma ha estado interesada en este apoyo y quedaron de llevar gente para organizar un centro de cuidado infantil.

La guardería de El Progreso fue la única reparada en el año 1990 por parte del Fondo Hondureño de Inversión Social (Fhis), pero esas reparaciones no sirvieron. Las guarderías están en muy mal estado porque el gobierno no tiene presupuestado mantenimiento o reparaciones de oficios. Desde 1995 se esta tratando de orientar a la autogestión de los centros.

Otro problema que enfrentan estos centros es su poca credibilidad, pues se han extraviado recursos de algunos centros.

Guarderías dependientes del Ministerio del Trabajo en la zona noroccidental

Según la supervisora Suazo cada guardería debería contar con 30 empleados por cada centro, según un estudio realizado, pero por ahora son menos.

Al inicio la cuota era de de dos lempiras y se les entregaba un juguete navideño. Las irregularidades actuales en los aporte de las madres se deben a que cada Sociedad de Padres de familia establece cual es la cantidad de la cuota que aportan en cada guardería, de acuerdo a la capacidad de cada padre y las necesidades del centro.

También en Tegucigalpa existían tres centros 1, 3 y 10 pero a causa del Huracán Mitch se unieron los centros 1 y 3 y se formó la guardería modelo. En Danlí funciona el centro No. 7.

Con respecto a las obreras de la maquila se hizo un sondeo y se evidenció que tienen problemas para ir a dejar a sus hijos pues las maquilas están retiradas y por eso prefieren pagar caro hasta 200 y 300 lempiras semanales dejando sus hijos con familiares, vecinos o amigos.

Los padres que tienen a sus hijos en los Day Care o cuidados maternales privados pagan más caro desde 1,000 a 2,000 mil lempiras al mes y en muchas ocasiones los niños son mal manejados. La gente tiene la idea errónea que las guarderías son para gente pobre, pero eso no es así. Con todas las limitantes estos centros son mejores que los privados, según la Inspectora.

Estado actual de las guarderías.
En este momento se ha implementado la recuperación de la guardería infantil de San Pedro Sula mediante la reparación del techo, cielo raso, sistema eléctrico y pintado, también se va a dotar de equipo como cunas y colchonetas también se ha rehabilitado el aire acondicionado y se esta capacitando al personal. Con respecto a La Lima y El Progreso se han hacho gestiones para recaudar los fondos necesarios para mejorar las condiciones de estos centros, manifestó Edil Noel Izaguirre, director noroccidental del Ministerio del Trabajo en San Pedro Sula.

En el 2002 fue decretada la ley de Contención del Gasto Público, y que consiste en que las plazas o puestos de trabajo que se cesantean el 50 por ciento de las plazas son canceladas. El problema es de presupuesto el cual es muy limitado.

Esta establecido en el código que los empresarios deben cumplir con la obligación de construir guardería en los centros de trabajo aunque esto es desconocido. No se han hecho esfuerzos serios para que la ley se respete. Por otro lado las guarderías no tendrían capacidad para atender a todas las madres de la maquila. A veces es también problemas de capacidad económica de las empresas, expresó Izaguirre.

Necesidades
Es necesario el mantenimiento de los edificios en general de todos los centros, dotación de juegos y juguetes didácticos además de estantes y escritorios. Supuestamente algunas de las necesidades como juegos para los centros de El Progreso, La Lima, San Pedro Sula y la Ceiba las Hermanas Maduro las llenarían.

Iniciativas privadas: Los parques integrados
El comité de amigos de guarderías infantiles se fundó en abril de 1973 e inició en 1979 operaciones del Parque integrado #2 donde atiende a unos 400 niños, tiene 28 trabajadores. La guardería Parque integrado #1 de Choloma funciona desde 1998 y cuenta con 17 empleados y atiende en Choloma a 600 infantes.

Esta institución realiza actividades como el Festival Folklórico Internacional.

Servicios prestados por la institución:
 Estimulación temprana en sala cuna, maternal y pre-kinder
 Educación preescolar kinder y preparatoria
 Educación primaria
 Alimentación (tres comidas y 2 meriendas)
 Atención médica y medicinas
 Servicios odontológicos
 Clases de ingles, computación y música
 Actividades artísticas, espirituales y recreativas
 Talleres de electricidad y mecánica.

Esta institución cuenta con el apoyo de del gobierno mediante, Ministerio del Trabajo y del parque maquilador Inhdelva de Choloma. Además la Primera Dama Agua Ocaña el año anterior entregó un donativo de 400 mil lempiras a la fundación para culminar con la construcción y equipamiento del centro, a la vez inauguró el Pozo de Agua en la Guardería No.1, para el que aportó 100 mil lempiras. En la actualidad la fundación está dirigida por Vivian de Kattan.

El Ihnfa regulador y responsable de la niñez
La recientemente destituida, directora noroccidental del Instituto Hondureño de Niñez y la Familia (Ihnfa), Maria Lucila Hernández, expresó que el Ihfa es el regulador y responsable de velar por las políticas en los Centros de Cuidados Diurnos o graderías, estos centros dependen del Programa de Bienestar Familiar del Estado.

Se cuentan actualmente bajo la responsabilidad del Ihnfa unos 1,200 niños y niñas en la Zona Norte. El Ihnfa tiene 52 centros a nivel nacional entre ellos centros de internamiento, centros de rehabilitación de menores infractores y los centros de cuidados de cuidado diurnos o guarderías.

En los últimos tres años el presupuesto del Ihnfa era de 84 millones de lempiras al año y ha sido recortado a 62 actualmente, una reducción grande pese a que la demanda va creciendo. El 80% de los centros a cargo del Ihnfa son subsidiados por Organizaciones No Gubernamentales ONG´s y por la iglesia.

En gobiernos pasados se mencionaba hacer una unificación y el traspaso de las guarderías que están en manos del Ministerio del Trabajo al IHNFA y así descargarlos, pero cada autoridad piensa diferente y no se ha llevado a cabo.

Las EMA
Las Empresas Maternales (EMA), fue un proyecto de cuidado infantil durante el período de Rafael Callejas y consistió en que dentro de las comunidades se identificaba a mujeres, con las condiciones adecuadas, la cual cuidaba 10 niños, esto se convirtió en una alternativa para las madres que trabajaban. El Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) daba el equipamiento y acondicionamiento de la casa. Las empresas maternales sólo duraron dos años. Este proyecto funcionó en municipios de Cortés y Tegucigalpa.

Legalmente el Código de la Niñez y la Adolescencia da la potestad y la autoridad de inspeccionar y supervisar un centro sea de carácter público o privado, además de recomendar y exigir su cumplimiento. En el caso de las maquilas, el HNFA es ente llamado a que se les dote de guarderías a los hijos de las trabajadoras.

Si una madre detecta alguna irregularidad o que su hijo, por acción u omisión no esta siendo bien cuidado esta obligada a denunciar. No importa si esta en una gustaría estatal o privada. La supervisión y el monitoreo de las guarderías publicas y privadas debería estar a cargo del IHNFA, pero por falta de logística no se hace.

Propuesta alternativa a los maquiladores
En los juzgados de la niñez de El Progreso, según la jueza Marlen Delgado, se ha visto la necesidad y la situación de riesgo social que los niños viven cuando sus madres trabajan en las maquilas ya que muchas de ellas son solteras y no tienen quien se los cuide. Se tienen denuncias que muchos de estos niños están siendo dejados sólos en sus casas.

El Comité Progréseño Para la Protección al Menor (Copprome) y el Juzgado de la Niñez hace unos dos años les propusieron a los maquiladores del ZIP El Porvenir un proyecto de guardería infantil frente al parque, en el cual serían utilizadas una de las instalaciones de Copprome para atender a unos 40 niños, por su parte los maquiladores argumentaron que las mujeres no muestran un interés en tener a sus hijos cerca de las maquilas.

Por hora la propuesta esta abandonada por el poco interés de los maquiladores pues consideraron muy alto el costo de mil 500 lempiras que debían aportar mensualmente por cada niño, expresó la Hermana Reina del Carmen Rodríguez, administradora de Copprome.

El Código de la Niñez establece que cuando existe maltrato por supresión u omisión en este caso las madres caen en maltrato a sus hijos aunque es involuntario. Inclusive el Código Penal establece penas por maltrato por supresión en una multa de entre 5 y 10 mil lempiras para las madres que dejan sus a niños.

Con respecto a las guarderías del Ministerio no tienen apoyo, para la niñez no hay prioridad, el Estado debe presentar nuevas alternativos de prevención, no hay logísticas ni los medios, para evitar que el niño sea un delincuente eso se esta viendo en los juzgados de la niñez.

En la semana se presentan hasta cinco casos de abandono, en los juzgados, una de las causas es la migración, en este año se ha tenido un ingreso de unos 35 niños a centro Pro-niño, el menor que ingresa a los juzgados no tiene escolaridad a su nivel más alto es tercer grado, explicó la Jueza.

Para sacar adelante a las guarderías se requiere más apoyo de la comunidad y de la empresa privada, pero sobre todo voluntad política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>