Juan Ramón Flores clama por su seguridad y la de su familia

Flores, un ex candidato a diputado y dirigente de la Frente de Resistencia fue secuestrado por un grupo de hombres armados que lo interceptaron en un taller mecánico, donde dejaron amarradas a 14 personas, en la ciudad de Comayagua.

Según el testimonio de Flores, en una entrevista transmitida por Radio Globo, los secuestradores no pretendían en ningún momento robarle el vehículo, que según el esta en mal estado, “iban por los documentos que llevaba dentro” muchas declaraciones soberanas y otros documentos relacionados con la consulta popular.

De acuerdo con la victima, el objetivo de los secuestradores era asesinarlo, razón por la cual lo tuvieron de rodillas con las manos en la cabeza, por más de cinco horas, pero según su testimonio no lo ejecutaron por temor a ser escuchados por la policía que se encontraba cerca.

Flores relató que en uno de los retenes uno de los secuestradores se presentó como miembro de la Dirección Nacional de Investigación Criminal DNIC, y que en otro momento se regresaron frente al reten policial sin que se percataran de ello los policías.

Según Flores los que lo secuestraron son militares o policías por la contextura física y por el lenguaje con el que se comunicaban entre ellos.

Flores considera que las personas que lo secuestraron le venían siguiendo desde hace varios días, ya que su familia había detectado el seguimiento de vehículos extraños en los alrededores de su casa.

Flores fichado por el ejército y la policía

El Comité Para la Defensa de los Derechos Humanos CODEH, ha emitido un testimonio en el que relata como el 22 de septiembre del año anterior, después del retorno del presidente Manuel Zelaya Rosales, durante el desalojo violento de los alrededores de la Embajada de Brasil, el vehículo de Flores “fue arrastrado hacia un parqueo público que los militares habilitaron, le
quebraran los vidrios con ventaja y de manera alevosa”.

Posteriormente, cuando flores hizo las gestiones para que le entregaran el vehículo, los militares y policías al mando de Danilo Orellana, actualmente director nacional de centros penales, le tomaron fotografías dejando también todos sus datos personales.

Para el CODEH, el secuestro de flores obedece a un patrón sistemático, ya que con este caso son tres las víctimas de secuestro, que tienen en común el
haberles decomisado el vehículo en el desalojo del 22 de septiembre.

02062010MA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>