La carta enviada por el Presidente de Honduras, José Manuel Zelaya Rosales a los Miembros de la Resistencia Nacional contra el Golpe de Estado.

PRESIDENCIA DE LA REPUBLICA DE HONDURAS

DEL ESCRITORIO DEL

SEÑOR PRESIDENTE

Tegucigalpa, 07 de Diciembre de 2009.

LA RESISTENCIA ES LA NUEVA FUERZA BELIGERANTE EN HONDURAS

Debe constituirse en una plataforma de coordinación política

Ser el eje para coordinar y aglutinar las fuerzas políticas progresistas, que sin perder su propia identidad, logren cumplir el objetivo de las trasformaciones y cambios para el pueblo Hondureño.

La Resistencia es la esperanza para tener una nueva Constitución instalando una Asamblea Nacional Constituyente.

Compañeras(os) miembros de la Resistencia Nacional contra el Golpe de Estado

A continuación con especial aprecio me dirijo a ustedes para agradecerles su

labor en la resistencia, esperando que mis ideas le sean de utilidad en sus reflexiones en este momento tan difícil que vive nuestro pueblo, el cual me ha acompañado y respaldado en mi lucha de más de 30 años por la democracia y la justicia social para Honduras.

A 163 días de Resistencia contra el golpe de estado militar donde fui secuestrado y me desterraron a Costa Rica, soportando igual que ustedes, dolor y sufrimiento por el pueblo, con 78 días de ataques contra nosotros, en este cerco militar en la sede diplomática de Brasil, soportando con mi familia y los amigos que me acompañan la persecución política, ustedes en las calles, sufriendo la más cruel represión, masacres, asesinatos torturas, persecución política, detenciones arbitrarias, por alzar la voz de protesta contra la dictadura al exigir de manera pacífica pero firme la restitución del Presidente que eligió el pueblo, el retorno a la democracia, Así como las sanciones contra los que usurparon el poder.

Compañeras (os); que no nos engañen con la farsa y la trampa que realizaron el pasado 29 de noviembre en Honduras no hay democracia, se institucionalizó el golpe de estado, no hay separación de poderes y se mantiene la impunidad de las instituciones co-autoras del golpe de estado: Corte de Justicia, Fiscal del Estado, Comisionado de los Derechos Humanos, las cúpulas de Partidos Políticos en el Congreso, y las castas militares.

Las elecciones tuteladas por la dictadura no son válidas, tienen vicios de nacimiento, sin observadores calificados, bajo represión, sin garantías de igualdad ni libertad para los opositores al régimen de facto, censura y cierre de medios con un abstencionismo de más del 60 %.

Porfirio Lobo con un 40% del pueblo surgió de un fraude electoral, es ilegitimo, es ilegal y su Presidencia sumamente débil, tal como lo demostró a las 48 horas de la elección con una rápida alianza con los militares y la dictadura para oponerse en el Congreso al retorno al régimen democrático y del presidente que eligió el pueblo. Así perdió toda legitimidad de su elección.

Ahora la alianza golpista Lobo-Micheletti, nos impone paquetazos, devaluarán nuestra moneda, descargando el puño pesado de la represión sobre el pueblo.

La resistencia tiene gran misión que cumplir, convertirse en una fuerza beligerante y en una plataforma de coordinación política, ser el eje para coordinar y aglutinar las fuerzas políticas progresistas, que sin perder su propia identidad, obligue a la elite dominante a reconocer que los Hondureños no tenemos amos, que queremos Libertad que todos tenemos derecho a la vida y a vivir en mejores condiciones, Reconocer que todos somos Hondureños y que nuestro país necesita reformas que son imparables.

Por lo que la resistencia deberá organizar su plataforma de coordinación política y programas con acciones definidas en cada barrio, cada municipio en todos los departamentos que conforman el territorio nacional, exigir un nuevo pacto social, una nueva constitución en donde el soberano determine las reglas que permitan la solución a los problemas y las transformaciones de Honduras.

Llegué a la Presidencia por el Partido Liberal, soy Liberal y lo sigo siendo, practico su verdadera doctrina, opuesta a las dictaduras y a los regimenes militares totalitarios. Los que fraguaron este golpe de estado dejaron de ser liberales y el pueblo los castigó en las urnas. El Partido Nacional jamás se hubiera levantado de la derrota que le propiciamos, para hacerlo tuvieron que asociarse y conspirar con la elite poderosa, con sus ramas internacionales y los dos poderes del Estado para dar el golpe militar y sacarme del escenario político.

La Resistencia es la guía, es la esperanza para retornar al orden democrático, instalando la próxima Asamblea Nacional Constituyente.

Nuestras armas son las ideas. Nuestra lucha tiene estrategias pacíficas.

No cooperación no violencia y desobediencia civil contra leyes injustas, Nadie debe obediencia a quien asume el poder por las armas.

Por el amor al pueblo

Por el amor a los pobres

Por la defensa de nuestra democracia.

No descansaremos hasta derrotar la dictadura.

José Manuel Zelaya Rosales

Presidente Constitucional de la República de Honduras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>