Las fuentes subterráneas Destrucción que no se ve

Las aguas subterráneas son consideradas estrictamente de dominio público sin afectar la titularidad de los predios bajo los cuales se encuentran, pero a diferencia de cómo las comunidades pueden observar como un río se seca o como los niveles de su caudal van en descenso, en el caso de las aguas subterráneas no sucede lo mismo. En parte eso también explica que los pobladores, cuyo acceso al agua es a través de pozos perforados, están confusos con el concepto de Microcuenca o Área de Recarga que abastecen a sus acuíferos.

Esta confusión o falta de información resulta en que los mismos pobladores también den escaso esmero y poca importancia en proteger sus propias agua subterráneas. A pesar de no estar adecuadamente cuantificado, el uso de los recursos hídricos subterráneos es sumamente importante. Un recuento de las limitadas informaciones describe los diferentes poblados y ciudades importantes que utilizan aguas subterráneas para su abastecimiento total o parcial.

Santa Rosa de Copán es el municipio donde tradicionalmente las viviendas se construyen considerando el abastecimiento del agua por medio de pozos perforados artesanalmente. El Triunfo es uno de los poquísimos municipios o talvez el único en Honduras que no cuenta con fuentes de agua superficiales permanentes dentro de su jurisdicción territorial. Usan pozos perforados y en algunos casos, ya se comienzan a tener conflictos de capacidad de provisión de agua
debido a la saturación de los mismos. Entonces es necesario reconocer el potencial real de abastecimiento actual y futuro de las aguas subterráneas, lo que genera la necesidad de protegerlos, conservarlos y enriquecerlos.

* Amenazas*

Tal es el caso de los pozos subterráneos de algunas maquilas textileras de Choloma, que en determinado momento dejaron sin agua a los vecinos de la colonia La Mora y que dentro de pocos años también desabastecerán los pozos aledaños al río Choloma, por ubicarse a orillas de esa cuenca hídrica, y a pesar que los japoneses, al construirle obras de protección contra inundaciones al municipio, ordenó no permitir la instalación de fábricas en sus contornos. La amenaza de destruir más pozos de agua también es latente en Choluteca donde las textileras recién inauguradas y otras que se lleguen a instalar, van a secar los pocos acuíferos de esa población.

Prohibiciones sobre las zonas acuíferas

Al respecto la Ley General de Aguas describe que el aprovechamiento de las aguas subterráneas estará sujeto a estudios, investigaciones, planes reguladores y mapas de zonificación hídricos, para lo cual propone la creación de un Registro Nacional Permanente por cuenca, sub-cuenca o micro cuenca de las obras de alumbramiento y de los brotes de agua del subsuelo, para conocer el comportamiento de los acuíferos.

En el Plan Nacional Hídrico la ley detalla las prohibiciones sobre la perforación en las zonas donde se presenten las siguientes condiciones:
Zonas declaradas como áreas de protección o reserva acuífera
Zonas con sobreexplotación o con capacidad máxima de explotación de acuífero agotada.
Zonas susceptibles a la intrusión salina o a la contaminación.
Zonas de interferencia con otros pozos o nacientes de agua o ecosistemas protegidos aledaños.
Las establecidas como espacios de absorción y retorno de aguas al manto freático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>