Las reformas respecto a las enfermedades y accidentes laborales

El Código del Trabajo sólo contempla 44 dolencias. Codemuh propone actualizarlo y ampliar la cobertura a 197 enfermedades más.
En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer la Colectiva de Mujeres Hondurenas, Codemuh, nuevamente presentó ante el Congreso Nacional de la República la necesidad de reformar el capítulo V del Código del Trabajo, referente a los accidentes y enfermedades profesionales y sus indemnizaciones. El planteamiento de reformas obedece al desfase legal de la legislación laboral en cuanto a la generación de nuevas enfermedades originadas por los modernos rubros industriales que también generan nuevas formas de trabajo donde en muchos casos imperan las condiciones de insalubridad, el alargamiento de horas de trabajo y por ende el surgimiento de más enfermedades. En 1959, cuando se creó el Código del Trabajo, no existían en Honduras la maquila textil y eléctrica, las computadoras, exigencias de apremiantes metas de producción, las operaciones repetitivas de manualidades y una serie de actividades más que las carentes formas de prevención se degeneran en las nuevas enfermedades aún no contempladas en la legislación laboral. Nohemí Dubón, directiva de Codemuh, detalla que entre las nuevas enfermedades se enumeran los trastornos musculoesqueléticos, asociados a la tendinitis, lumbalgia, dolores de hombro, cuello, columna vertebral, hasta las rodillas y fibromialgia, entre otros padecimientos originados por la serie de movimientos repetitivos exigidos en las empresas, especialmente en las de exportación textil, aunado a extenuantes jornadas de labores cuyos horarios ahora se extienden entre 10, 12 y más horas dentro de las fábricas.
El Código del Trabajo sólo contempla 44 enfermedades. Codemuh propone actualizarlo y ampliar la cobertura a 197 enfermedades más. Esta nueva cifra resulta de diferentes estudios de medicina laboral y diagnósticos sobre la situación de la salud y seguridad en el em¬pleo en Honduras a centenares de obreras y obreros de la maquila. El problema es que a los obreros y obreras se les han detectado estos 197 padecimientos profesionales más, sin embargo el Seguro Social los enmarca y registra como enfermedades comunes, lo que deriva en detrimento de la salud y el derecho de los trabajadores, denuncia Dubón. La nueva tecnología, a pesar de la modernidad de las máquinas industriales, aún no puede suplantar la mano de obra. Con las nuevas herramientas hay empresas exportadoras donde todavía los trabajadores realizan hasta 6 mil movimientos repetitivos diarios por la exigencia de las elevadas metas de producción.

Tabla obsoleta
El Código del Trabajo contempla ridiculas indemnizaciones para los obreros que han perdido de manera total o parcial sus miembros corporales al momento de trabajar.
La tabla de indemnizaciones estipula el pago de porcentajes que varían desde el 10, 20, 30, 50 y 100 por ciento, pero con base a 120 días de trabajo. Codemuh propone el cambio de esta tabla y el incremento del pago de indemnizaciones a fin de beneficiar al trabajador y generar conciencia en los empresarios para sostener una cultura de prevención de accidentes laborales.
Dubón recalca que a los empresarios les beneficia la prevención de enfermedades y accidentes laborales de sus obreros.
Con ello se evitarán pérdidas económicas en sus operaciones, la aglomeración de los trabajadores en el Seguro Social y para que el Estado también deje de cargar con la gran cantidad de obreros enfermos y afectados

por razones de trabajo. De los 128 diputados del Congreso Nacional, ya se cuenta con la anuencia de 37, quienes están dispuestos a efectuar las reformas al Titulo V del Código del Trabajo.
“Al generarse una costumbre de prevención de enfermedades y accidentes laborales también se fomenta la implementación de una cultura de trabajo digno para los trabajadores”, dice la dirigente feminista.
Según Nohemí, los empresarios también deben apoyar esta iniciativa y dejar de derrochar dinero es su denominada “Responsabilidad Social Empresarial”, puesto que si no pueden ni con la salud de sus obreros, es mentira que sean un buen ejemplo para ayudar a la sociedad.
A los obreros enfermos o lesionados, los mismos empresarios, que se dicen socialmete responsables,
les exigen las renuncias a fin de no pagarles la totalidad de las prestaciones laborales, o sea que negocian la necesidad laboral con la salud de los trabajadores.
Codemuh invita a las demás organizaciones obreras y de la sociedad civil a integrarse a esta iniciativa de las reformas al título de las enfermedades y accidentes laborales. “La organización y unidad de los trabajadores es importante, especialmente de las mujeres, para exigir el respeto de sus derechos y conquistas logradas y que los patronos buscan cómo quitárselas”, señala Dubón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>