Limitar jornadas laborales es proteger al trabajador

La limitación de la duración de la jornada de trabajo es necesario para proteger a los y las trabajadoras. No es un antojo, ni es pereza; es respetar su condición de seres humanos.
La jornada de ocho horas es una conquista de hace cien años que costó mucha sangre alcanzarla. Ahora con los sistemas de trabajo sobre todo en la maquila se está violentando totalmente ese derecho. En otros países la lucha actual es porque la jornada se limite a seis horas durante el día.

Cuando se obliga a laborar jornadas intensivas, se cambia turnos diurnos y nocturnos y se labora en días establecidos para descansar; se atenta contra el trabajador y su familia.

Las jornadas que pasan las ocho horas o que en ocho horas realiza el trabajo de 12 perjudica de diversas maneras al trabajador y trabajadora, como lo expresa un estudio realizado por Unión de Sindicatos de Trabajadores de Guatemala, UNSITRAGUA.

Las jornadas prolongadas y el trabajo intensivo causan daños

A la salud física un trabajo extenuante o agotador, a mediano y a largo plazo afecta el organismo del trabajador o trabajadora. Toda persona necesita un tiempo razonable para recuperarse del desgaste producido por la actividad física.

A la salud mental, Todo trabajo significa también un esfuerzo mental. El trabajador o trabajadora necesita tiempo para una adecuada recuperación mental, una jornada físicamente agotadora es también intelectualmente agotadora.

A la familia, El trabajador es un ser social. Necesita convivir con su familia o sus allegados. El trabajo extenuante no posibilita el compartir y las jornadas de trabajo prolongadas o en horarios encontrados impiden hasta que se vean y platiquen con los miembros de la familia. Se sabe que la falta de convivencia familiar es a largo plazo causante de problemas sociales.

Social el trabajador como ser sociable necesita relacionarse fuera del ambiente de trabajo con otros seres humanos. Las jornadas de trabajo sin límite o extenuante, reduce drásticamente el tiempo en que el trabajador puede gozar de un pleno rendimiento laboral. Al agotarse, en pocos años ya no rendirá lo suficiente y será reemplazado. Sin empleo tampoco tendrá el dinero para satisfacer sus necesidades económicas y sociales y las de su familia.

Cultural Quien está absorbido por el trabajo tiene escasa posibilidad de desarrollo cultural porque la cultura es un producto de la vida en sociedad y el no tiene tiempo para integrarse a la misma. El esparcimiento es parte del desarrollo cultural. ¿A que hora desarrolla su cultura el trabajador si el único tiempo que le queda del trabajo es para trasladarse, comer y dormir? ¿Cuándo podrá estudiar si trabaja hasta en la noche y fines de semana?.

Económica porque el salario mínimo debería asegurarle al trabajador y a su familia un ingreso diario suficiente para satisfacer todas las necesidades económicas, sociales y culturales; por un esfuerzo razonable, sin horas extras ni jornadas extenuantes. Las jornadas prolongadas o extras perjudica al mismo trabajador porque le quita valor a su trabajo y perjudica a otros porque los deja sin trabajo, ya que el patrono se evita de contratar más gente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>