Los químicos pueden causar daños de inmediato o matar a largo plazo

Más de 32 millones de trabajadores están expuestos a uno o más riesgos causados por los productos químicos. Existe un número estimado de 575,000 productos químicos y cada año se introducen nuevos por centenares. Esto representa un serio problema para los trabajadores expuestos y sus empleadores.

Daños a partes específicas que puede causar la exposición a químicos:

Pulmones: Por respirar vapor de ácidos. Asma.

Cerebro: Por respirar solventes o absorberlos a través de la piel puede sentir como si ha tomado alcohol. También pueden causar daño permanente al cerebro y en los nervios de las manos y los pies.

Hígado: Por respirar o absorber solventes. También al tomarlos en el agua o alimento.

Ojos: Algunos químicos, como el metanol, pueden causar ceguera si son tomados.

Oídos: Por el monóxido de carbono, disulfuro de carbono y el tricloetileno entre otros.

Riñones: Por químicos como el tetracloruro de carbono.
Mujeres embarazadas y el bebe: Algunos químicos pueden afectar los órganos reproductivos del hombre o la mujer. Esterilidad.

Daños a corto y largo a plazo
Los daños pueden ser a corto plazo, en el momento del contacto. Otros se ven como daños leves, pero a largo plazo pueden causar la muerte.

Irritación: La piel y los ojos arden o pican, se ponen secos, rojos o hinchados. Los vapores de cloro irritan los ojos.

Quemaduras: Las quemaduras químicas leves ponen la piel roja y sanan rápido. El amoniaco y el cloro concentrados pueden causar quemaduras graves.

Alergias: Al estar en contacto con algunas sustancias químicas pueden cuasar sarpullido, asma u otros problemas respiratorios. Si al tocar estas sustancias le causa estos problemas, usted ha desarrollado alergia.
Cáncer: El respirar asbesto puede causar cáncer de pulmones y otras partes del cuerpo.

Químicos en telas
Cuando usted trabaja con telas manipulándolas o planchándolas los químicos que contienen contaminan la piel y se producen vapores que usted respira.

Formaldehído
En las fábricas de confección el químico más común y peligroso es el formaldehído, que se usa para que la tela no se arrugue o se destiña. Puede causar: irritación de los ojos, la nariz, la garganta y los pulmones. También causa problemas en la piel como: sarpullido, eczema y cáncer. Las mascarillas contra el polvo hechas de papel o tela puede proteger contra polvos irritantes, pero no protege contra el formaldehído u otros vapores químicos.

Tintes
Las telas negras u oscuras frecuentemente tienen tintes que son más irritantes que otros. Estos pueden causar sarpullido, alergias o problemas respiratorios.

Cloro y acido
Las telas de los pantalones desteñidos son tratadas con cloro o ácido después de costurarse, estas sustancias causan irritación en la piel y si salpican pueden causar lesiones fuertes en los ojos.

*¿Que se puede hacer?*• Si tiene salpullido, deje de tocar la tela, e informa a su jefe.

• No pase por alto ningún síntoma tal como un desvanecimiento leve cuando use productos; busque atención médica inmediatamente.

• Lea las etiquetas de los materiales y siga las instrucciones cada vez que sea posible.

• Use el tipo correcto de guantes (algunos como los de hule látex provocan alergias) y otras prendas protectoras de vestir, tales como mandiles, cada vez que sea necesario.

• Trabaje en áreas bien ventiladas con aire fresco, abra puertas y ventanas cada vez que sea posible. Especialmente en el área de corte y plancha. Un extractor de aire montado en la pared saca algunos vapores fuera y lleva aire fresco adentro. Auque lo mejor es tener un extractor local de escape, que saca el vapor del aire emanado por los químicos.

• Lávese las manos antes de comer, tomar o fumar, los restos químicos pueden entrar en el cuerpo cuando tocan comida y la boca.

Los químicos utilizados para colorear las telas, las pinturas y las tintas han sido sumados este año a la lista oficial estadounidense de agentes conocidos o sospechosos de causar cáncer. La lista es emitida cada dos años por el Instituto Nacional de Ciencias Ambientales y de la Salud y el Programa Nacional de Toxicología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>