Más de 1000 horas en huelga de hambre ya cumple el Sitraunah

Muy a su pesar, varios dejaron la huelga de hambre por riesgos de salud, debido a días enteros sin alimento sólido. Los huelguistas actuales: Víctor Cocoy, Oscar Gutiérrez, Kenia Andino, Argentina Álvarez Pino, Nahúm Andino y José Pantoja, resisten por los afectados del Sindicato de Trabajadores de la UNAH (Sitraunah).

Huelguista símbolo, presenta sangrado

Victor Godoy es el huelguista símbolo. Casi un héroe para los demás. Es el único en “sobrevivir” a 45 días de la “protesta de hambre”. Tiene 9 años de trabajar como guardia de seguridad en la Universidad, y comenzó desde el primer día de huelga, junto a otros cinco, como “solidario” con sus compañeros despedidos el 27 de abril.

Víctor relata que fue a preguntar sobre sus pagos, porque él no ha sacado una cuenta en un banco para que se los depositen, y le informaron, entonces, que ya “ha sido retirado de la planilla de trabajadores, por orden de la Secretaria Ejecutiva de Desarrollo de Personal, Blasidia Fuentes”.

Godoy, responsabiliza a Fuentes y a la asesora legal, Nidia Rodríguez Mercado, de tomar “represalias” contra él por solidarizarse con los primeros despedidos; y de perjudicarlo por no recibir los dos sueldos, de abril y de mayo, y el décimo cuarto. Tiene una niña en la escuela y no ha podido pagarla, se lamenta.

Desoyen los derechos humanos universitarios

Víctor relata que se reunieron con el Comisionado Universitario, Andrés Munguía, quien en un comunicado del 4 de mayo, pide a las autoridades universitarias “respete este ejercicio de libertad de expresión”, en tanto reconoce la huelga de hambre como un recurso de la persona, para expresar “inconformidad ante alguna medida adoptada”.

El Comisionado, pide “que no se adopte sanción alguna de tipo laboral contra aquellos empleados que se han unido a la protesta en solidaridad con las personas despedidas”. Y solicita, además, que “no se adopte ninguna medida para incomodar a quienes la están realizando”.

A sólo un año para jubilarse, despiden abuela

Argentina Álvarez Pino, es una abuela con 24 años de trabajar en la UNAH. “Estoy criando a cuatro nietos, ellos dependen de mi… dejé toda mi juventud en el trabajo para la Universidad y estaba a un año para jubilarme… imagínese”, me dice, conteniendo la emocion.

Era la Supervisora de limpieza de vidrios. Alega que no la dejan ingresar a una pieza de la que era responsable, la que “enllavaron para impedirme que ingresara, ya hay otra persona que ha sido asignada como responsable de esas tareas”, dijo.

“Entramos de la misma forma en que ella ingresó a la Universidad, protestamos de la misma manera en que ella [la Rectora] protestaba, ahora ha corrido a casi la mitad de sus propios compañeros”, exclama, como si no entendiera esa actitud.

“Ella huye, no da la cara, no puede enfrentarnos”, comenta sobre la Rectora, Julieta Castellanos, a quien los huelguistas ven comportarse incomprensible.

No se explican la actitud de la Rectora

Óscar Nahún Andino, es también guardia de seguridad y cuenta que el alegato de la Rectora Castellanos para despedirlos, es que “no los encontró en su lugar”, en un día de Semana Santa y ellos se rotan en turnos de trabajo, detalló.

Cuando, “en realidad, el día en que ella dice que no nos encontró, había pasado cerca de otros compañeros, y ella le dio la mano a uno de ellos, ¡y ahora dice que no los vio!” A él, le hizo “un saludo de lejos con la mano, y al día siguiente… ¡el despido! Narra sorprendido. Nahún, siente “como si se burlara”, de ellos.

Oscar Danilo Gutiérrez, también guardia de seguridad. Le sucedió “igual que los compañeros que nos los encontró. Lo que pasó fue que cuando ella [Rectora] llegó eran 3:45 de la tarde, y ellos salen de sus turnos a las 2:00 de la tarde”, explicó.

Aseveró firme que harán respetar los derechos de los trabajadores y el contrato colectivo. ¡Si quieren a alguien en el hospital, lo tendrán!, anunció Danilo.

Le mandan mensajes verbales de despido… ¡en vacaciones!

José Pantoja, es oficial administrativo, con 32 años de laborar en esa universidad. Participa como “solidario”. Estuvo 8 días al iniciar la huelga de hambre y, pasado ese tiempo, se regresó a trabajar. Luego, volvió a ser huelguista solidario, en el receso actual del 28 de mayo al 14 de junio. Por lo que cree que tiene derecho a “no ser molestado, está de vacaciones”.

Denuncia que ha recibido “mensajes de las autoridades”, enviados con compañeros de trabajo, que le mandan a decir que “se dé por despedido”.

Él mismo ha verificado con las autoridades pertinentes y le “confirman que sí es verdad” que le han mandado esos mensajes, “una de esas personas que ya mencionó Víctor [Godoy]”, explica con recelo.

Pedir para alimentarse

La Universidad luce inmensamente sola . “¿Qué hace por aquí? ¿Me puede regalar para el almuerzo?”, me pregunta una señora al salir del Campus. Es una de las despedidas, y dice que no tiene para comer. Ella confió que, viene todos los días y marca la tarjeta de control de entradas y salidas, en un intento esperanzador de aferrarse a su trabajo.

Confusión, arbitrariedad y burla

Los vigilantes a pesar de estar despedidos, o amenazados de despido, siguen siendo llamados por sus superiores para realizar las funciones que les quitaron con el despido. Y ellos las cumplen. Hacen turnos y regresan al espacio de la protesta. Entre los despedidos, hubo empleados antiguos, cumplidores, embarazadas, otros deseaban “quitarse la vida”. Revelan los huelguistas.

Reciben recados verbales, informales, de amenaza de despido, algunos los retiran de la planilla laboral, desconociendo el pedido del Comisionado Universitario de no incomodar, ni castigar a los huelguistas. Se ignora la libertad personal pra elegir participar de la huelga en un receso laboral.

Protección

Los huelguistas son cuidados en su salud por la clínica del doctor Juan Almendárez Bonilla, director del Centro para la Prevención, Tratamiento y la Rehabilitación de Víctimas de Tortura y sus Familiares (CPTRT), explicó Victor Godoy. “El sector estudiantil universitario los acompaña”, dijeron estudiantes allí.

Vencer la adversidad

La restitución de los trabajadores separados por la Universidad, “es inminente”, si se dicta conforme a Ley. Pues antes de despedirlos, debió haber un dictamen que no se hizo, sostuvo el presidente nacional del Sitraunah, René Andino, Espera que el 14 de junio, la Secretaría de Trabajo no declare ilegal los supuestos “paros intempestivos”, como lo ha solicitado la UNAH.

Once despedidos fueron reintegrados, el caso de seis dirigentes criminalizados fue sobreseído, los intentos por el desaforo sindical del presidente de la Seccional 1-Sitraunah, Marco Antonio Moreno, no se produjo.

DC07062010

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>