Más de 400 obreros deja sin empleo la Chiquita Brand

Chiquita Brand enemiga de la organización sindical
La represión de los empresarios contra la organización sindical, una vez más ha quedado evidenciada con el cierre de las cuatro fincas que conformaban la Empresa Agropecuaria Surco, que anteriormente se denominaba Buenos Amigos ó Finca 16, acción que provocó la destrucción de un sindicato que con mucho sacrificio habían logrado legalizar los obreros.

El surco, ubicado al extremo sur de la ciudad El Progreso Yoro, era subsidiaria de Chiquita Brand, a través de la Tela Rail Road Company, operaba bajo el régimen de finca administrada y la formaban las fincas Mampote, Santa Rosa de Lima, Petare y Surco.

En ella laboraban 213 trabajadores permanentes y 200 de manera temporal, haciendo un total de 413 obreros, quienes quedaron sin empleo desde noviembre pasado, cuando la empresa amparada en los daños provocados por la tormenta tropical Gamma anunció un cierre temporal, que fue modificado el 30 de diciembre al cerrar definitivamente y cancelar las prestaciones sociales a sus empleados.

Al sindicato de Trabajadores de Agropecuaria Surco (SITRAASURCO), se habían afiliado todos los empleados permanentes, contaba con su personería jurídica y comenzaba a dar muestras de beligerancia a favor de sus afiliados y afiliadas, acciones que no eran bien vistas por el patrono.

Persecución sindical
A finales del 2002, la empresa se llamaba Buenos Amigos, los trabajadores se organizaron en sindicato, obtuvieron su legalización y entregaron el pliego de peticiones para negociar el un contrato colectivo, pero a mediados del 2003, la empresa cambió de nombre y la gerencia argumentó que no podían negociar la contratación, porque ya no existía Buenos Amigos, sino Agropecuaria Surco.

Esta situación obligó a los trabajadores a volver a realizar trámites a fin de lograr una nueva personería jurídica, tiempo que aprovecharon los ejecutivos de la empresa para ofrecerles prestaciones a los obreros y contratarlos nuevamente. De 42 afiliados que tenía el sindicato, su membresía se redujo a veintidós.

Cuando los trabajadores ya contaban con la personería jurídica de SITRAASURCO, los ejecutivos buscaron formas de destruirlo “la empresa llamó a dos directivos, para convencerlos de que negociaran el contrato colectivo”, dijo Santos Licona, presidenta de la organización sindical.

El irrespeto en contra de los trabajadores continuó, razón por la cual el 12 de septiembre de 2005, los obreros afiliados al sindicato realizaron una suspensión de labores. Con esta acción los sindicalistas lograron el pago de prestaciones de dos trabajadores despedidos sin derechos y el reintegro de tres, suspendidos temporalmente.

La empresa mantenía cultivadas 409 hectáreas de las cuales la tormenta destruyó 274 y quedaron 135 en buen estado. En una clara evidencia antisindical, la compañía decidió suspender a todo el personal y vender el producto a comerciantes particulares.

La presidenta del sindicato también manifestó que la empresa había utilizado las famosas listas negras, al hacer circular los nombres de algunos trabajadores vinculados al sindicato para que no les dieran empleo en otras fincas.

“Yo conseguí trabajo en la Cooperativa Guanchias y a los dos días me dijeron que no podía seguir porque había sido dirigente sindical y que tenían orden de la gerencia para que no me dieran trabajo” expresó Licona.

Guanchias, es una cooperativa de pequeños productores que vende banano a la Stantandar Fruit Company, subsidiaria de la Dole, otra transnacional norteamericana que opera el país.

Reapertura
El tesorero de SITRAASURCO, Lucas Reyes, comentó sobre las posibilidades de reapertura de la empresa, dijo tener conocimiento que la compañía pretendía abrir con mano de obra de contratistas y trabajadores ajenos a los que existían antes, pero debido a las diligencias que realiza la organización sindical, no han reiniciado operaciones.

“Dicen que Henry Murray compró la empresa y que la va a administrar don Marcos Bautista, que se desempeñaba como subgerente de empaque y cosecha” expresó el dirigente obrero.

Mientras tanto SITRAASURCO a través de la Coordinadora de Sindicatos Bananeros de Honduras, ha elevado una denuncia internacional y demandan la nueva apertura de la empresa y la contratación de los mismos trabajadores que había antes del cierre.

La denuncia internacional está basada en el incumplimiento de la Chiquita, al Acuerdo Regional firmado con la Coordinadora Latinoamericana de Sindicatos Bananeros (COLSIBA) y la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación (UITA), que establece que el cierre total o parcial de una empresa, debe ser consultado con las organizaciones de trabajadores.

Comisión verificadora
Para conocer la problemática de los trabajadores en Honduras, como resultado de la política laboral de Chiquita Brand, hacia los sindicatos, una delegación internacional integrada por representantes de varias organizaciones obreras e instituciones defensoras de los derechos laborales, visitaron el país a mediados de enero pasado.

Ante la realidad de los hechos constatados los miembros de la delegación internacional redactaron un documento donde se establece que efectivamente la Chiquita contradice el Acuerdo Regional, firmado en el año 2001.

“Lamentamos que no se encuentre una solución positiva para el SITRAASURCO y sus trabajadores y trabajadoras, por el abandono de las fincas Petare, Santa Rosa, Manpote y Surco, fueron despedidos más de 400 trabajadores, provocando la destrucción de este sindicato” establece un comunicado, firmado por la comisión internacional, en La lima Cortes con fecha 20 de enero de 2006.


COMPROMISOS INTERNACIONALES DE CHIQUITA BRAND EN CASO DE CIERRE DE EMPRESAS.

En el supuesto caso de que sircunstancias que incidera gravemente sobre el volumen de empleo, las condiciones de trabajo o el tipo de contrato trabajo, tales como variaciones o transferencias de producción, o el cierre total o parcial de una instalación, CHIQUITA se compromete a:

1 Consultar tan pronto como sea posible a los sindicatos locales.
2 Notificar simultáneamente a COLSIBA y a la UITA.
3 Chiquita considera con toda seriedad cualquier propuesta alternativa de los sindicatos.

MIEMBROS DE LA COMISIÓN INTERNACIONAL VERIFICADORA


Nombre…………………………………Organización……………………………País

Selfa Sandoval………………………..SITRABI…………………………………Guatemala
Marcelino García……………………..ATC……………………………………….Nicaragua
Gilberto Bermúdez………………….COLSIBA……………………………….Costa Rica
Rober Pesillo………………………….US/LEAP………………………………..EStados Unidos
Omar Salazar………………………….ASEPROLA…………………………….Costa Rica
Guillermo Touma……………………FENACLE……………………………….Ecuador
Jorgen Hovgaard…………………….Federación Sindical Unitaria….Dinamarca
Helge Fischer …………………………Banafair………………………………….Alemania

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>