Mucho Corazón

Casa Corazón funciona desde el 8 de diciembre de 1995. Por esa fecha, las Hermanas de la Misericordia recogieron a diez niños afectados por el VIH y los llevaron a la viviendarefugio ubicada en la colonia Perpetuo socorro de San Pedro Sula
Después de 12 años de trabajo, han logrado ampliar sus instalaciones que les permiten atender a 35 menores con edades que oscilan entre pocos meses de nacidos y 18 años. El cupo siempre fue limitado “porque no queremos que ellos sean cifras sino niños”, expresó Masbely Delcid, directora de Casa Corazón.
Sandra Hernández, asistente de educación integral.
Aquí llegan generalmente niños en etapa terminal, desnutridos por falta de alimentos y, enfermedades! oportunistas, casi siempre con cero grado de escolaridad. Ante esta situación, priorizan su estado nutricional para luego llevarlos a la escuela. Asisten a escuelas públicas y al instituto La Salle de la iglesia Católica, donde son estigmatizados por sus compañeros, en cambio en Casa Corazón tienen alimentación, techo, educación, asistencia sicológica y espiritual, atención médica, recreación y cariño. Sus facilitadores son personas entrenadas especialmente para esta labor, que trabajan, si es necesario, las 24 horas, sobre todo cuando los niños están enfermos.
Sandra Hernández, asistente de atención integral, dijo que la mayoría de los menores son huérfanos, al extremo que para matricularlos enfrentan serios problemas con la documentación.
El personal de Casa Corazón, entonces, tiene que buscar el nombre del niño en el hospital donde nació, los juzgados de familia, RNP, medicina forense, con el fin de investigar la “calificación de edad” a través del Instituto Hondureño de la Niñez y Familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>