Otra burla Más para los obreros Y obreras de maquila

La situación era tan desesperante que los y las trabajadoras estuvieron pidiendo en las calles de La Lima, y al interior del parque ZIP Continental, aunque en este lugar les prohibieron hacerlo a pesar de que no tienen, ni tenían, ni que llevarse al estomago, ya ha pasado demasiado tiempo que la empresa maquiladora Cheil de Honduras, los dejo sin su último pago y además de quedarles debiendo sus prestaciones laborales.

El problema empezó el pasado mes de julio cuando la empresa no hizo efectivo el pago de el decimocuarto mes de salario. Los y las trabajadores que sobrepasan los 920, comenzaron a impacientarse después de muchas mentiras por parte de los empresarios coreanos, dueños de la empresa. En la primera ocasión, se les dijo que se les iba a pagar el dos de julio pasado y hasta se firmó un acta de compromiso en la cual intervinieron un representante del ministerio del trabajo, por parte de la empresa el dueño; John Dong Jung y firmaron también representantes de los trabajadores. El 21 de julio se levantó una nueva acta, en la cual se afirmaba que todos estos trabajadores habían sido burlados por los empresarios coreanos.

Los problemas en esta fábrica no son nuevos, los abusos se denunciaron por varios medios de comunicación. Uno de los conflictos por los cuales la empresa fue demandada, hace varios meses, fue porque varios de los trabajadores se quejaban por los malos trataos recibidos de parte de la coreana conocida como Ana Kim.

Muchos de los y las trabajadores tenían varios años de trabajar para la empresa y principalmente residen La Lima y el Progreso, pero también aquí laboraban trabajadores de Agua Blanca Sur, los campos bananeros, San Manuel, Las Minas y San Pedro Sula.

La empresa comenzó a funcionar desde 1992, pero en los últimos meses tuvo problemas económicos según explicaron sus dueños, por lo que cerraron operaciones dejando a los y las obreras sin su último pagos, además les deben su bono escolar y sus prestaciones laborales. Ahora estas mujeres y hombres no saben que hacer, porque no tienen dinero para su sustento y el de sus familias, aunque algunos ya están trabajando. Se estima que en esta empresa laboraban unas 60 mujeres embarazadas y más de 30 están en etapa de maternidad.

Que han hecho las obreras
Desafortunadamente en esta fábrica, como en la mayoría, no existía un sindicato para defender los derechos de los y las obreras, afortunadamente se armó un grupo coordinador, el cual se ha estado movilizando y ya han demandado a la empresa, además se ha realizado un embargo precautorio de las maquinas industriales, aunque se cree que algunas computadoras fueron sacadas de la planta, explicaron algunas obreras.

Otra actividad importante es que se logró recuperar dos camiones de ropa que suman unas 40 mil piezas, los cuales tenían los empresarios en la ciudad de San Pedro Sula. También se tramitó un embargó de un terreno que consta de 26 manzanas, propiedad de la empresa en la comunidad de El Bálsamo, en El Progreso, Yoro con el cual pretenden obtener sus prestaciones.

Para evitar que las maquinas fuesen sacadas del parque los obreras montaron guardia día y noche. Se estuvo levantando listados de los trabajadores para hacer el cálculo de rigor en Ministerio del Trabajo

Por otra parte los exempleados piensan que Santos Reyes Ayestas, Jefe de Inspectores Regional del Ministerios del Trabajo, los engaño diciéndoles que les iba a ayudar, antes que los coreanos se fueron del país como ladrones, con el dinero de los trabajadores, lo que no sucedió. Algo interesante es que según pudo investigar Vida en la Maquila, algunos empresarios y trabajadores hasta de altos mandos también fueron burlados.

Publicado el Sin categoría | Etiquetado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>