Precarias condiciones de trabajo aceleran enfermedades en obreras de la maquila

Así lo revela el estudio denominado:”Trabajo y Salud, Situación de las Obreras de la Maquila en Honduras” dado a conocer hoy por la Colectiva de Mujeres Hondureñas (CODEMUH), organización defensora de los derechos humanos de las obreras de la maquila.

El estudio revela que cada trabajadora de maquila presenta más de mueve padecimientos diferentes que van desde las infecciones alérgicas, hasta las enfermedades músculo-esqueléticas, que deterioran rápidamente la salud de las mujeres hondureñas en edades comprendidas entre los 18 y 29 años, representativas del 50 por ciento de la población trabajadora en el sector maquilero.

Debido a la inhalación del tamo (polvo diminuto de tela) 3 de cada 10 mujeres han tenido que recurrir a atención médica. En cuanto a los trastornos músculo-esqueléticos ocupacionales, producidos por la repetición, fuerza, carga estática, postura, precisión, demanda visual, vibraciones y estrés, el 92 por ciento de las mujeres encuestadas padecen de ésta dolencia.

La doctora Zoila Madrid, dijo que el reto para organizar la investigación sobre la salud de las obreras en la maquila, fue el hecho de que en Honduras no existe una información sistemática sobre la salud de las mujeres y el trabajo.

“El 90 por ciento de las obreras es menor de 33 años, esto nos indica que la mayoría de las mujeres salen a muy temprana edad de las maquilas y salen enfermas”, expresó Madrid.

Añadió que otro dato importante es que el 76.2 por ciento son madres jóvenes que tienen entre uno a tres hijos y “esto implica que ellas se enfrentan a una doble jornada de trabajo” (tanto en la maquila como en sus hogares).

El horario de horas promedio de trabajo que desempeña una trabajadora de maquila es de 12 horas, durante cuatro días consecutivos, con un descanso de 4 días (sistema al que se le llama 4X4)

Los representantes del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) que estuvieron presentes en la presentación del informe se negaron a brindar declaraciones a COMUN, aduciendo que analizarán primero la investigación y posteriormente darán a conocer, en conferencia de prensa la posición empresarial.

La investigación cuantitativa-exploratoria se desarrolló entre el 2004 y 2006 en las ciudades de Choloma y Villanueva, departamento de Cortés en la zona norte del país. Ambas ciudades aglutinan a más de 34 mil obreras de la maquila. (50 por ciento de ellas sólo cuentan con estudios primarios completos).

La muestra fue de mil obreras (1,000) de la industria textil, con cobertura en todos los parques industriales instalados en los lugares mencionados, con trabajo de campo en los barrios en donde viven las trabajadoras.

Las investigadoras recomiendan a las autoridades hondureñas que se establezcan prevenciones para evitar los trastornos músculo-esqueléticos ocupacionales, mejorando las posturas de trabajo, los movimientos, el manejo de material y la organización de la función productiva.

Asimismo que los empresarios de la maquila garanticen una adecuada atención médica de las y los trabajadores y que se realicen estudios sobre las condiciones medioambientales de las empresas.

El 58 por ciento de la población estudiada no se encuentra inscrita en los sistemas de seguridad social, lo que demanda mayor atención del gobierno central.

El informe concluye que deben hacerse investigaciones sobre los efectos en la salud de las trabajadoras que producen el ruido, polvo (tamo), ambiente térmico, iluminación y estudio ergonómico de puestos de trabajo para analizar a profundidad los factores de riesgo y precisar las acciones correctivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>