PRONUNCIAMIENTO: POR LA SOLUCIÓN A LOS PROBLEMAS DE LA UNIVERSIDAD.

Los actores que representan fuerzas de la contienda en la UNAH, mediante la prolongación del conflicto, la están orillando a un campo acotado de políticos retrógrados, que agazapados en el oportunismo, pretenden volverla a la degradación y deslegitimación de un reciente pasado, corrompiendo el compromiso social de formación científica que la Universidad tiene con la Juventud hondureña; y a precariedad e inseguridad de la Jubilación de los trabajadores mediante el saqueo del INPREUNAH.

Nos negamos aceptar que organizaciones de la Universidad demanden que el régimen ilegítimo que surgió en contexto de golpe de Estado y desarticulación del Estado de Derecho, termine de romper la autonomía Universitaria interviniéndola para sustituir autoridades del actual gobierno Universitario. Tampoco, la ADUNAH, ni las organizaciones estudiantiles han sido capaces de dimensionar el problema institucional y contribuir con la solución de los problemas de la UNAH.

La solución a los problemas de la UNAH no es entregar su autonomía a los politiqueros del régimen de la oligarquía, a su policía y/ o a su ejército fascista, como tampoco es solución la alternativa planteada que fraguan algunos(as), junto con los sectores y personajes mas retardatarios de la UNAH.,

Denunciamos que el actual gobierno Universitario ha quedado incompleto e ilegal al abolir de hecho la representación estudiantil en el Consejo Universitario.

Rechazamos la visión personalizada de los problemas de la UNAH, porque polariza los conflictos reducidos a posiciones de personas investidas de autoridad o liderazgo fundado en lealtades personales, el sectarismo y las afinidades derivadas de las facultades del favoritismo que da el poder autoritario.
Denunciamos la falsedad u ocultamiento de la verdad en doble moral que se expresa en doble discurso:-

Con autoritarismo se violan derechos fundamentales de los trabajadores y trabajadoras y se declara que se aplica la ley conforme a derecho.

Hablan de reforma incontenible y su gestión se limita a medidas represivas para desarticular el Sindicato de Trabajadores Universitarios. El funcionamiento y aparente normalidad de la UNAH se reduce a que los y las docentes han continuado sirviendo clases y laboratorios.

Informan en mensajes mediáticos que 38 mil estudiantes han perdido clases, que se interrumpió la campaña contra el SIDA y el dengue, que se dejó de atender a pacientes odontológicos y sin embargo, la Rectoría emite circular el 26 de agosto de 2010, en la que “hace un reconocimiento público a los docentes, estudiantes, empleados administrativos y de mantenimiento por…su compromiso con la institución”. Ratifica que “ningún proyecto de desarrollo académico o…físico se ha interrumpido”…

En consecuencia, consideramos que la solución de los problemas de la Universidad es obligación y responsabilidad de los Universitarios y Universitarias, por este principio de autonomía demandamos lo siguiente:
Respetar y defender la autonomía Universitaria y su carácter de Universidad Pública y laica.

Las organizaciones de trabajadores y Docentes Universitarios (SITRAUNAH y ADUNAH) deben mantenerse independientes de la influencia de autoridades Universitarias y de las fuerzas externas de la política sectaria Nacional y actuar en correspondencia con los intereses colectivos de sus asociados o afiliados y comprometidos con el desarrollo institucional.

Respetar los derechos humanos y específicamente los derechos laborales de los y las estudiantes, trabajadores, trabajadoras y Docentes Universitarios. Todo implica reconocimiento y respeto a la institucionalidad de la universidad para definir y resolver los problemas entre los actores universitarios.

Eliminar el autoritarismo de las autoridades universitarias por una gestión democrática y participativa de todos los Universitarios y universitarias. Se necesita un nuevo “contrato social” educativo universitario; necesitamos rescatar la legitimidad de la universidad, impulsar su transformación; Construir de un gobierno universitario pluralista y un sistema de educación universitario que vincule el conocimiento científico con el conocimiento popular.
Necesitamos convocar a una asamblea universitaria con la participación de todos y todas para definir la esencia de la crisis, definir la universidad del Siglo XXI en consonancia con las transformaciones sociales de nuestra realidad nacional.

La indiferencia, la comodidad es aceptación implícita, la resistencia individual y pasiva sólo contribuye con la continuidad indefinida de los problemas que condicionan y agravan la crisis de la UNAH. Es urgente y necesaria la participación de los Universitarios y Universitarias en la solución de la crisis para avanzar hacia la transformación del sistema de Educación Universitaria.

Universidad Nacional Autónoma de Honduras 30 de agosto de 2010.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>