Reprimen protesta pacífica contra bases militares en Honduras

Los y las participantes asisten al Encuentro Internacional contra la Militarización, Ocupación y Represión en Honduras(Jornada Continental de Solidaridad con Honduras: Fuera Bases Militares Extranjeras )Basta de criminalización a los movimientos sociales, en La Esperanza, Intibucá , que se lleva a cabo del 26 al 28 de junio.

En la agenda estaba una protesta frente a la Base Militar de Palmerola este martes 28 de junio, como una forma de rechazo a las bases gringas en territorio hondureño.

A eso de las nueve y media de la mañana momentos en que se desplazaban de La Esperanza a Palmerola y a la altura de Siguatepeque, se establecieron retenes policiales y militares para evitar el avance de los protestantes.

Bertha Cáceres, del Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH, relató que los policías y militares agredieron a jóvenes del COPINH y de Zacate Grande, lanzaron gases lacrimógenos, golpearon con toletes en el pecho y en la cara a las personas, allí se encontraba incluso niños y no les importó.

Denunció que la agresividad de los cuerpos represivos fue tal que llegaron al extremo de lanzar a varias personas bajo un furgón en marcha, “tuvimos que avisar al conductor de lo contrario habrían resultado muertas”.

Se trataba de un contingente combinado de elementos COBRAS, policías y militares que sumaban más de 400, además de utilizar un helicóptero que sobrevolara la manifestación.

También estaba la inteligencia norteamericana en carros sin placas y hombres de civil hondureños, tomando video y fotografías de las personas que estaban en la protesta. Uno de los vehículos sí tenía placas, la número PC 09316.

“No hay tal reconciliación, cuando el pueblo trata el tema de la militarización y la intervención del imperio de EUA , la respuesta es super violenta. Lo que estamos seguras es que ellos van a seguir ocupando el territorio hondureño”, agregó.

Relató que cuando un grupo de delegados internacionales que participan en el Encuentro contra la Militarización pretendieron ingresar a Palmerola, un vocero dijo que en Honduras no habían tropas extranjeras, igual que sucedió en la década de los ochenta cuando negaron la presencia de la contra revolución nicaragüense en suelo hondureño.

Sin embargo es algo que no se puede ocultar porque hay militares gringos por todos lados, como en Mocorón, Río Plátano, la Fuerza Delta, que está establecida en el municipio de La Venta, en Francisco Morazán, señaló la dirigente indígena.

Para ella todo está vinculado con la presión que hacen las transnacionales para quedarse con las riquezas de los pueblos.

Agregó que los golpes de Estado les favorecen, así como el Plan Puebla Panamá, el Plan Mérida y la puesta en marcha de la IV Flota, “para reprimir no les importó que hubieran observadores de derechos humanos internacionales, lo hicieron con tanta desfachatez”.

Varios jóvenes pretendieron hacer pintas en los muros de las paredes de Palmerola, pero los quitaron con gases lacrimógenos, aduciendo que la orden era no permitir esa acción.

En el Encuentro que finaliza este martes 28 de junio se discutieron los diversos problemas que causa el militarismo en América Latina. Han estado Representantes de organizaciones de Brasil, México, Colombia, El Salvador, Honduras, Estados Unidos, Costa Rica, España, Canadá e Italia.

El encuentro emitió una declaración donde señala que la estrategia de militarización a la vez que genera enormes riquezas para los capos de la guerra genera mayor pobreza y violencia contra los pueblos, incluyendo el mismo pueblo norteamericano. Esta estrategia es la misma en todos los países por lo que la lucha es la misma en todos los pueblos.

Este es el texto completo de la documento:

Honduras: Declaración de La Esperanza contra la Militarización

Organizaciones y personas de El Salvador, Brasil, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Canadá, Italia, España, México y Honduras convocadas y convocados en La Esperanza, Intibucá, Honduras, Centroamérica en esta fecha en que conmemoramos los dos años de lucha de la resistencia hondureña contra los golpistas, atendiendo el llamado hecho por el MUCA, el COFADEH, COPINH, OFRANEH, CEMH, Insurrección Autónoma, Artistas en Resistencia, el ERIC y la Campaña América Latina y el Caribe, una Región de Paz: Fuera Bases Militares Extranjeras, emitimos la presente Declaración:

Declaramos nuestro rechazo a la militarización de los pueblos del mundo, particularmente de los pueblos de las Américas, que significa la instalación de bases y estructuras militares y paramilitares, ejecución de financiamientos, marcos jurídicos y apoyos ideológicos que todos juntos cumplen el papel de gendarme de empresas que saquean los recursos de nuestro pueblo y de la Madre Tierra como el agua, la tierra, la minería, los bosques y las mismas poblaciones de sus territorios.

Declaramos que la criminalización de los movimientos y las luchas sociales de los pueblos se realizan a través de la represión con tortura, golpes, desaparición, asesinatos y violencia sexual y que son parte de las estrategias militares de la oligarquía y el imperialismo. Las cárceles son los espacios donde residen los hijos de las mujeres pobres, y esto es más grave aún en el caso de los y las emigrantes en Estados Unidos.

Declaramos nuestro repudio al retorno en muchos países, especialmente en Honduras, del servicio militar obligatorio como una forma de persecución a las juventudes, pues son ellas y ellos contra quienes se dirigen gran parte del odio militar.

Declaramos que la estrategia de militarización a la vez que genera enormes riquezas para los capos de la guerra genera mayor pobreza y violencia contra los pueblos, incluyendo el mismo pueblo norteamericano. Esta estrategia es la misma en todos los países por lo que la lucha es la misma en todos los pueblos.

Declaramos nuestro rechazo a las operaciones imperiales de guerra contra los pueblos del mundo en donde se asesina civiles, infancia y juventudes a quienes se les denomina daños colaterales.

Declaramos nuestro llamado a los movimientos sociales de Nuestroamèrica a continuar la lucha contra la militarización, entendiendo que ésta cruza todos los ámbitos de nuestra vida.

Declaramos como hondureños y hondureñas que en este encuentro hemos compartido las agresiones sistemáticas y feroces contra campesinado, mujeres, población juvenil, diversidad sexual y pueblos indígenas y negros, que nuestra fuerza, organización y movilización no se debilita sino al contrario se fortalece pues nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Declaramos que la solidaridad de los pueblos latinoamericanos y caribeños para Honduras son vitales para que nuestra fuerza resistente se mantenga en pie y caminando a pesar de la muerte y la violencia que nos amenaza.

Finalmente declaramos la satisfacción de encontrarnos con hermanos y hermanas que resistimos a la militarización oponiendo a ella la creatividad, esperanza, espiritualidad y la común unidad en cualquier lado del mundo, y sosteniéndonos profundamente con la energía presente de las y los mártires de nuestro pueblo.

Este encuentro se propone:

Fortalecer las campañas continentales y regionales contra las bases militares, todas las formas de ocupación y criminalización que ya existen.

Fortalecer la solidaridad entre los pueblos a través de todos los mecanismos posibles, desde la incidencia en los gobiernos de UNASUR hasta la lucha en frentes regionales y acciones locales.

Hacer una propuesta a la CELAC la prohibición de bases militares extranjeras como parte de la conformación de la organización.

Mantener y promover el 28 de junio como día de rechazo a las bases militares.

Animar una enérgica campaña en contra de la amenaza que representa el servicio militar obligatorio en Honduras.

Recuperar el 3 de octubre como una fecha del pueblo de Honduras y no de las fuerzas armadas.

Realizar campañas mediáticas alternativas en nuestros medios comunitarios sobre los ejes de lucha contra la impunidad, por la memoria, a favor de la libertad de la juventud, por los derechos de las mujeres.

Hacer campañas de boicot a productos chatarras y de golpistas por ser parte del proceso de ocupación ideológica de nuestros pueblos.

Hacer una revolución de mente con la gente.

Priorizar la acción artística y los encuentros como medios para potenciar la lucha y la resistencia a la cual no renunciamos.

Apoyar los campamentos de observación de los derechos humanos en Honduras, iniciativa que lleva adelante el CICA y el COFADEH. www.campamentoshonduras.blogspot.com

Este encuentro se solidariza con los pueblos originarios que habitan la Moskitia hondureña, las comunidades Garífunas y Lencas, el movimiento campesino del Aguán y la comunidad de la diversidad sexual que han denunciado agresiones violentas sistemáticas en sus territorios.

Este encuentro agradece a los hermanos y hermanas del COPINH por su increíble esfuerzo de organización, logística y reflexiones que han hecho posible que nos podamos juntar, pensar y proponer los caminos de la lucha por la paz y la justicia. Reconocemos su inclaudicable lucha.

Nos convocamos como instancia nacional a dar seguimiento a las propuestas de este espacio el próximo día 21 de octubre en el Aguán.

Dado en La Esperanza, Intibucá, a 27 días del mes de junio del año 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>