Ser madre También es un derecho

“…para mi no hay tiempo, porque el tiempo que tengo es para hacer todos Los quehaceres, si es posible ni voy a comer tengo que desocupar el tiempo para poder almorzar, desayunar, porque uno utiliza la habitación como un pájaro que hace un nido en un árbol y no lo utiliza en el día, esta tierno y uno tiene que buscar la comida para llevársela, nosotros así somos…”

(Testimonio de obrera)

Cuando las mujeres asumen la responsabilidad de velar por una familia, ya sea sola 0 con una pareja, son capaces de enfrentar grandes sacrificios como sucede cuando laboran en una maquila, donde tienen que conformarse con un trabajo mal pagado para sobrevivir ellas y sus seres queridos.

En la mayoría de los casos se ven obligadas a separarse de sus hijos recién nacidos para que sus familiares los cuiden porque no encuentran condiciones apropiadas en sus viviendas y mucho menos centros de cuidado.

Por la falta de tiempo y porque económicamente es muy costoso viajar cada fin de semana, poco a poco se pierde el contacto con sus hijos e hijas y de esta forma independientemente de la voluntad de las mujeres, la familia se va desintegrando.

Para la mayoría de las trabajadoras, las horas extras son obligatorias, pero esto es un problema complejo si se toma en cuenta que se le esta pagando a alguien por el cuidado de los niños y niñas con un horario establecido y además si no se cuenta con el apoyo de sus familiares.
Por las condiciones injustas de su trabajo, quienes laboran en una maquila no pueden ver crecer a sus hijos, compartir sus juegos y aliviar sus enfermedades.

En el código de trabajo se protege la maternidad

Uno de los principales temores para la mujeres que laboran en la maquila es el embarazo porque corren el peligro d ser despedidas, pero también de se maltratadas por su condición.

Organizaciones protectoras de los derechos laborales recomiendan a la obreras que hagan saber a los patrono sobre su estado de embarazo, para que pueda ser beneficiada con un mejor trato en las laborales asignadas y también para poder realizar algún reclamo en el futuro.

Las pruebas de embarazo no deben ser obligatorias en el momento de la contratación o cuando existe un contrato y como lo explican los artículos 144 y 145 del c6digo laboral, ninguna trabajadora puede ser despedida por motivo de embarazo 0 lactancia y que no se entenderá como causa justa de despido el menor rendimiento para el trabajo.

Relacionados con el embarazo, la ley manda en el articulo 135, que se deben otorgar correctamente el pago de prenatal y postnatal, o sea el periodo antes del parto y después, así como garantizar la atención medica.

Según el artículo 140 del Código de Trabajo, las madres y sus hijos, tienen derecho a una hora de lactancia diaria, durante los primeros seis meses del niño o niña.

Además, toda empresa que emplea por lo menos veinte personas, esta obligada a construir un local y pagar personal especial para cuidar a los hijos menores de tres anos, de sus trabajadores y trabajadoras. Ese derecho establecido en el artículo 142, no lo cumple casi ninguna empresa.

El incumplimiento de estas leyes hace que las mujeres paguen un alto precio en sus vidas al negarles el derecho de criar a sus hijos e hijas; el derecho de ser madres, no solo de parir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>