Trabajadores prefieren negociar por discriminación

El Centro de Investigación y Acción para el Desarrollo (CIADES) cuenta con un bufete de abogados para defender a las Personas Viviendo con el VIH (PVS), donde atienden a quienes son despedidos de sus empleos o discriminadas por su condición de salud. Se les da asistencia legal gratuita y capacitan a las trabajadoras de las maquilas sobre medidas de protección y uso correcto del condón. En el proceso de inmigración de su pueblo a la ciudad las jóvenes son víctimas de engaños con falsas promesas de amor y convencidas a tener relaciones sexuales sin preservativos.
La meta de CIADES es orientar a 4,130 trabajadoras al año. Este esfuerzo se extiende al departamento de Cortés para brindar colaboración a unos 20 grupos de auto ayuda, quienes se reúnen para informarse más, solidarizarse y apoyarse. Entre ellos se cuentan sus experiencias y cómo ha superado las etapas.
Estos grupos tienen sus propios nombres: Las águilas, Plan 20, Siempre Unidos, Juntos por la vida.
Son pocos los trabajadores que son despedidos por estar afectadas con el VIH, los empresarios buscan una causal disfrazada como el bajo rendimiento laboral y productivo para justificar su despedido y verse descubierto como violador de los derechos de las personas viviendo con VIH.


RESULTADOS EN CIADES

En CIADES sólo se ha podido resolver 10 denuncias de 22 presentadas desde enero a octubre de este año. Las restantes están en proceso. Se pudo comprobar en esta institución que la mayoría de los denuncias presentadas son de guardias de seguridad, amas de casa y empleadas domésticas.
Isabel Escobar defensora legal de CIADES agregó que no han podido hacer más porque estas personas prefieren negociar sus prestaciones laborales antes que soportar la discriminación y la burla de sus compañeros, y presiones de los empresarios.


INCREÍBLE

Hay un caso de una pareja viviendo con VIH que tiene un niño; mientras el hombre acude a las citas médicas, a la mujer, deteriorada de salud, la manda a pedir en las calles con el menor en brazos. Al recaudar el dinero ella lo entrega a su marido.
Pero llegó un momento en que a ella la internaron en el hospital Mario Rivas y él la sacó amenazando a la trabajadora social con matarla si le quitaban a su hijo por encontrarse en riesgo social. A la señora, CIADES le ofreció todo el apoyo para superar la crisis, pusieron la denuncia al Juzgado de la Niñez donde les respondieron: “Tal vez quiera ir la juez a recoger ese niño”.
Por esta razón, los expertos subrayan que la Ley especial de VIH/SIDA no es garantía de derechos, es únicamente declarativa. No hay ni un requerimiento fiscal por discriminación ni para las personas viviendo con VIH que infectan a otras sanas en forma consiente. Aunque siempre piden testigos, a mucha gente no le gusta declarar y entonces los fiscales no remiten el caso al juzgado. Con las personas privadas de libertad, el Código Procesal Penal establece que una persona en estado terminal tiene el beneficio de morir en su casa. La Ley Especial del VIH/SIDA no establece nada más al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>