Autoridad Universitaria:- Un conflicto con la ética y la legalidad.

El problema es que quienes han sido nombrados para dirigir la UNAH no han asumido la autoridad en la dimensión de que lo que han de gestionar no es una fábrica maquiladora ni mucho menos una hacienda o un cuartel, es una universidad en el significado de universalidad generadora de conocimientos en procesos de relaciones sociales contradictorias de las que surgen ideas diferentes y conocimientos de las actividades académicas, científicas y normas fundadas en valores
universales.

El problema de la deuda acumulada de la UNAH con INPREUNAH data de 1989 e irá incrementándose por el tiempo en que por razón de empecinamiento de las actuales autoridades, justificándose en que el Rector o Rectora, es el Presidente de INPREUNAH, contra una reforma
al Reglamento que no especifica esa nominación.

El Estatuto del Docente Universitario es Ley en la UNAH y fue aprobado desde 1998.

El articulo 181 norma que “La escala salarial se establece teniendo como referencia el salario mínimo oficial del Estado”. El Artículo 183 determina la escala de salarios mínimos desde el año 2000 al año 2003 según categoría docente. Desde aquel año hasta hoy la Universidad ha pagado sueldos a los docentes y deudas por razón del Estatuto basada en esta escala, incluyendo la deuda acumulada desde su vigencia que terminó de pagar hasta el mes de marzo de este año.

El deterioro físico de los ambientes del campus Universitario es evidente y poco o nada han estado haciendo para mejorar esas condiciones y no es porque las bases referenciales de los sueldos de
docentes se han incrementado durante los últimos cinco años.

El Estatuto del Docente Universitario no solamente norma escala salariales, también norma carrera Docente, pero los funcionarios que tenemos en posición de autoridades Universitarias, por
conveniencias e intereses, hasta de parentesco o lealtades personales han ignorado y violado el Estatuto cuantas veces ha sido necesario:( en nombramiento de personal sin concursos para cargos en unidades donde no aplica la docencia, re categorizaciones, reclasificaciones o categorizaciones, incrementos de sueldos selectivos, sueldos vitalicios hasta auto)reclasificaciones y auto elección para ocupar la posición que tienen.

La Asociación de Docentes de la UNAH, ha presentado demandas en tres dimensiones operacionalizadas en seis demandas del problema:

a. Ilegalidad y autoritarismo.
b. Incapacidad de gestión y tergiversación de la concepción de la
reforma Universitaria a contra reforma.
c. Corrupción por omisión y por acciones arbitrarias.

1. El Respeto a la Legislación Universitaria y al derecho laboral
vigente de los y las docentes, trabajadores y trabajadoras,
2. Violaciones recurrentes al Estatuto del Docente Universitario.
3. Ilegalidad de las actuales Autoridades Universitarias.
4. Deuda y Autonomía del INPREUNAH.
5. Los convenios con LASPAU, collage Board y con universidades e
instituciones no gubernamentales.
6. Evaluación docente.

Quien valora el problema sólo en términos de una demanda salarial, lo hace con objetivos de manipulación de las dimensiones y del significado de las luchas de los trabajadores docentes
universitarios.

En perspectiva de la Autoridad Universitaria, bien podría legitimarse dimensionando y buscando acuerdos y soluciones con los grupos organizados instituidos e informales que interactúan en la
Universidad, incluyendo los estudiantes universitarios; pero lo que han estado evidenciando, los que tienen las posiciones de autoridad en la UNAH, es que no la han asumido con la racionalidad de un
liderazgo universitario capaz de crear escenarios de participación de todos los actores involucrados.

La imagen que presentan lanzando amenazas de despidos, deducción de sueldos selectivamente, pagos selectivos a una categoría de personal con exclusión de otros, retención de sueldos y décimo cuarto mes de salarios, llamando a estudiantes a enfrentarse con sus docentes, a la policía para que intervenga como fuerza represiva, negándose a dialogar o reflexionar y deliberar acerca los problemas de la Universidad es la imagen de patrones de hacienda o de maquilas, de
cuarteles policiales sin ningún sentido del significado de la autonomía para resolver problemas laborales, haciendo connotaciones falsas de conceptos y valores como verdaderos sofistas
e hipócritas y como autócratas que pretenden imponer su voluntad en sustitución de la ley ¿a esa actitud y estilo de administración el Dr. Ramón Romero conceptúa responsable?

Hablando de Justicia y Lealtad a la UNAH.

La ADUNAH ha propuesto reformas al Estatuto del Docente Universitario, a la escala de referencia para bases salariales que no han sido modificadas desde 2003 y la CT- UNAH se opuso a esa
propuesta. De ellos los que no se auto nombraron miembros de la Junta de Dirección se auto( reclasificaron en la categoría más alta y se Jubilaron al cumplir su periodo de gestión del año 2005 a 2008. Esta CT) UNAH, actuó como una comisión interventora, aprobando y poniendo en vigencia más o menos unos catorce reglamentos casi todos discordantes contradictorios e incoherentes con la ley orgánica y el Estatuto del Docente Universitario, probablemente hechos por consultores externos a la UNAH a un alto costo para la institución.

El efecto es que esa reglamentación, contrario a los fines de estructuración de procesos, crea una burocracia extraordinaria, anarquiza y desestructura el sistema universitario, propicia violaciones a la legislación, mediante acciones arbitrarias de los niveles de dirección y gestión:

La Junta de Dirección elige rectores sin tener en cuenta al Consejo Universitario que es la máxima representación de la UNAH, pero resulta que por imposición de la CT(UNAH tiene representantes con status de “Consejeros” nombrados y no electos, con el agravante de que las unidades de donde proceden según la nueva reglamentación ya no existen como el CUEG:) Los casos de representantes estudiantiles, y Decanos o Decanas.

La CT- UNAH creó facultades Direcciones con nombres y apellidos de los designados Decanos y Directores nombrados sin concursos para estos cargos, al margen del EDU y de lo que determina el artículo 39 de la Ley Orgánica de la UNAH, como si los cargos se crearan para determinadas personas y no en perspectiva de la reforma participativa, democrática y legitimada por la comunidad Universitaria y la sociedad hondureña.

Los Decanos y Decanas, no importa cómo fueron nombrados o nombradas son constituyentes del Consejo Universitario.
La Rectoría sólo cumple funciones ejecutivas subordinada a la Junta de Dirección y al Consejo Universitario. Su capacidad de decisión es muy limitada por las decisiones y lineamientos políticos de la Junta de Dirección.

En la elección reciente y en las anteriores como en las demandas de restitución de cargos en los tribunales, está claro que la UNAH es parte del reparto del poder y del patrimonio de las instituciones del Estado por medio de la clientela política de los partidos del
sistema político hondureño.

La aplicación de las bases de sueldos establecidas en los artículos 181 y 183 del Estatuto del Docente con la Ley y sus reformas al salario mínimo es legal y la Universidad lo cumplió pagando la última cuota de deuda a los docentes en marzo de 2009.

La ADUNAH ni los docentes de la UNAH individualmente pretendemos afectar el patrimonio de la UNAH, sólo defendemos el derecho establecido en ley. El artículo 128 de la Constitución de la República expresa: “Las leyes que rigen las relaciones entre patronos y trabajadores son de orden público, son nulos los actos que impliquen renuncia, disminuyan, restrinjan o tergiversen las siguientes garantías: 1, 2, 3,4 Los créditos a favor de los trabajadores por salarios, indemnización demás prestaciones sociales serán singularmente privilegiados de conformidad con la ley:”….

La diferencia es que la ventaja que da la autoridad impuesta sobre la ley y no actuando en representación de la ley, abre espacios de injusticia y deslealtad con la institución, pero afirma lealtades personales, afectivas y de parentescos, ignorando el EDU para auto-reclasificarse nombrando parientes, afectos y afines sin concursos en cargos directivos, ejecutivos y docentes, haciendo incrementos selectivos y lo más burdo auto nombrándose como autoridades.

Las acciones arbitrarias que funcionarios de la burocracia Universitaria realizan provocan que le lluevan las demandas laborales que en consecuencia pierde la Universidad sin ninguna responsabilidad para sus autores. La Rectora ha informado por los medios de difusión que en los próximos días la UNAH tiene que pagar unos ochenta millones por demandas debidas a despidos y sanciones ilegales a empleados. En estos casos, que son muy recurrentes en la UNAH, se generan dudas acerca de hechos provocados con la intensión de hacer negocios favorables para más de un involucrado.

Quienes tienen la posición de Autoridad en la UNAH, actúan deslealmente cuando no la asumen, para erradicar la corrupción en esta institución, ocultan su carencia de autoridad ética y moral haciendo generalizaciones contra los y las docentes. En ejercicio de autoridad, si saben quienes son corruptos y corruptores ¿por qué no la enfrentan? ¿No son esas, actitudes de deslealtad y negación del sistema institucional?

ALIANZA DE LA ADUNAH – SITRAUNAH:

Las Autoridades Universitarias en ejercicio de liderazgo debieran celebrar las alianzas con todos los actores de la actividad en la UNAH, pero carecen de capacidad de gestión más que de administración con sentido represivo. La gestión es creativa y generadora de cambios, ha de ejecutarse con actores individuales y colectivos en este caso estableciendo condiciones de participación y definición de concepciones y acciones para el avance y la transformación de la UNAH.

El Dr Ramón Romero, uno de los nueve Directores de la UNAH, sanciona
la Alianza pretendiendo explicarla por intereses inmediatos y valoraciones que menosprecian los grados de conciencia sindical y de identidad colectiva de los docentes universitarios; limitándola a la satisfacción del pago mensual de sueldos y a las expectativas de negociación del contrato colectivo. Pretendiendo dividir la alianza para debilitar y disminuir las fuerzas deliberantes expresa lo siguiente:

…“El sindicato, que iniciará en breve la discusión sobre el XV Contrato Colectivo, aparece apoyando a la ADUNAH, cuya demanda de aumento salarial dejaría a la UNAH en una profunda crisis económica, y con fuertes compromisos para los próximos años…”

El señor Director oculta el fondo político del problema, reduciéndolo a proposiciones manipuladas en perspectiva de reivindicaciones económicas, sin considerar que la UNAH estratégicamente podría negociar acuerdos con las dos organizaciones en términos de condiciones laborales y de políticas de reforma universitaria que en perspectiva, el movimiento va en esa dirección.

La descripción del perfil de los docentes universitarios expresa alarma porque se “han convertido en sindicalistas” porque en su imaginario, el docente universitario se limitaría al laboratorio, al
aula…alejado de las acciones de los movimientos sociales.

Como fiel exponente del fundamentalismo Neoliberal desprecia la identidad sindical y como ex asesor de seguridad del gobierno de Maduro podría llegar a criminalizar la alianza en el más puro estilo de la estrategia antiterrorista, iniciando por la tipificación de esta alianza en el concepto criminalizado de “asociación ilícita”.

“¿Intransigencia?”:

Las autoridades no asumen la deuda porque la Junta Directiva del INPREUNAH no es presidida por el Rector o Rectora. El salario mínimo no está indexado al Estatuto del Docente Universitario porque la docencia no es actividad económica. La Universidad pide opinión a Funcionarios del Gobierno Central porque no tiene autonomía para definir los conceptos y “manejar las relaciones laborales”; pero si estuvo vigente esa relación vinculante hasta el 23 de diciembre de 2008.

La ADUNAH ha propuesto reformas al EDU desde 2005 las autoridades no lo admitieron. La ADUNAH ha denunciado el convenio con LASPAU, por ilegal, afectar el patrimonio de la UNAH y porque la razón del convenio es diferente al servicio que la empresa está ofreciendo.

La ADUNAH ha demandado evaluación del personal docente basada en la
legislación Universitaria.

La ADUNAH ha demandado que se evalúe el examen de admisión a los
aspirantes a ingresar al sistema universitario

La ADUNAH ha denunciado convenios con instituciones y empresas de
Educación privada.

Ninguno de estos temas ha sido estudiado y menos resuelto su
respuesta ha sido la negación.

“¿Paro Intempestivo”?: Ignora que del nueve de octubre al cinco de noviembre de 2008 estuvimos en acciones reivindicativas demandando solución a esos problemas y suspendimos las acciones pensando que las autoridades universitarias racionalizarían respuestas a nuestras demandas. Sin embargo, llegamos al veintitrés de abril y las autoridades se han negado a establecer espacios de diálogo con interés de abordar y resolver las cuestiones planteadas. Valoren, más que intransigencia es autoritarismo voluntarista asumiendo que tienen autoridad y poder para imponer su voluntad.

¿“La UNAH está en constante deterioro?:” porque sus autoridades no han asumido el liderazgo para dirigirla coordinando las acciones de todos los actores. Los órganos de la estructura burocrática no están operando en el sentido de una reforma universitaria de los y por los y las universitarias, sus órganos, están operando como unidades dispersas e incoherentes y desvinculadas entre sí con un entorno que no logra estructurarse en relaciones vinculantes e interdependientes,
contradictorias y cambiantes.

“¿Pensando en el futuro?” el desafío es impulsar este movimiento en la perspectiva de Universidad Pública, hacia la verdadera Reforma Universitaria por los y las Universitarias impugnado autoridades ilegales y fantoches de los partidos políticos.

Recuperar la Autonomía Universitaria, hacer que la Universidad Nacional asuma realmente el liderazgo de la educación superior para organizar dirigir, y desarrollar la educación superior y profesional. Que genere capacidad de investigación científica, humanista y tecnológica, valoración de la cultura hondureña y universal, estudio de los problemas que obstaculizan los cambios y de los factores potenciales de transformación, proyección y planificación de procesos de cambio de la sociedad hondureña.

Fuente: Roberto Briceño Jimenez roberto_bj50@yahoo.es
Martes 2 de Junio del 2009

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>