Empresas buscan otras excusas para despedir a personas con VIH/SIDA

Wilfredo Castellanos, Comisionado Regional de derechos humanos (Conadeh) informó que en el 2006 atendieron y dieron protección legal a 16 personas con VIH y 17 en lo que va de este año. Las edades oscilan entre 30 y 35 años.
“Cuando las empresas descubren que un trabajador o trabajadora tiene el VIH/SIDA no lo despiden de inmediato, sino que buscan cualquier causal como baja producción y productividad, falta de respeto a sus superiores, impuntualidad y otras contempladas en el Código del Trabajo. O sea que laboran en el filo de la navaja. Se dice que las personas con SIDA muchas veces también se aprovechan de su condición para cometer faltas e incumplir obligaciones. De este tipo de casos sólo nos han reportado dos. Nosotros les explicamos que deben portarse bien y, a cambio, el patrono tiene la obligación de concederles permisos para atender las citas médicas. Cuando éste no lo hace infringe la Ley Especial del VIH/SIDA la que, sin embargo, no contempla sanciones disuasivas. La única forma en que se puede penalizar es por el delito de discriminación, pero esa figura es difícil de comprobar porque la empresa tendría que despedirlo por ser VIH y que conste en la nota esa causal. Los casos se remiten a CIADES donde cuentan con abogados que no les cobran los servicios para que a través del Ministerio del Trabajo y de los juzgados laborales se realice la restitución laboral.

Examen del VIH
Se han denunciado varias empresas al Ministerio Público y pedido que no incluyan el examen del VIH como requisito para optar a un trabajo. El problema es que la Ley Especial del VIH/SIDA dice que la prueba, siempre y cuando el trabajador acceda, la pueden obtener, y éstos tal vez por la necesidad de trabajar lo aceptan. Lo prohibido es que la prueba sea obligatoria. Muchas personas con SIDA negocian las prestaciones porque las demandas laborales tardan entre ocho meses a un año, mientras tanto la persona está sin trabajo y no puede estar sin ingresos por su situación de pobreza. Cuando una persona recibe el diagnóstico y es positivo el impacto es tan grande que se le dificulta buscar empleo. Los grupos de auto apoyo contribuyen a mejorar la autoestima y a crear microempresas entre portadores que no encuentran empleo.

Defensa de trabajadores
De 53 quejas presentadas por personas que viven con el VIH al CONADEH el 94% fueron re-sueltas a favor de los trabajadores.
Esta actividad se enmarca dentro del proyecto denominado “Promoción y defensa de los derechos humanos de personas viviendo con el VIHA/SIDA”, el cual se ha extendido a 39 municipios del país.
Las quejas son por discriminación, negación de permisos para tratamiento médico y acoso patronal para que éstas personas renuncien de las empresas donde trabajan. Según el Comisionado han sido implementadas y fortalecidas 20 redes de defensores de los dere-chos individuales y de las personas con SIDA a nivel nacional. Asimismo, se impartieron 76 talleres de capacitación sobre la enfermedad con acceso al sistema de Conadeh, AsonapvSIDAh y otras instancias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>