Ex trabajadores de El Surco podrían reactivar sindicato

Las fincas Mampote, Santa Rosa, Surco y Petare, que conformaban la empresa Agropecuaria Surco, cerraron operaciones a finales del año pasado, afectando a más de 480 trabajadores, quienes durante el primer trimestre del año, no han recibido ingresos para alimentar a sus familias.

Además del daño provocado a los trabajadores, el cierre de las fincas también ocasionó la destrucción del sindicato de Trabajadores de El Surco, (SITRASURCO).

La minoría de los trabajadores se ha logrado colocar en la Tela Rail Road Company, pero el resto sigue luchando por una nueva oportunidad, en la reactivación de las fincas donde antes prestaban sus servicios y que han sido compradas por las compañías Bárbara Industrial y Ana Cristina, S, de R.L.

A raíz de un plantón realizado por más de sesenta trabajadores en los portones de la empresa, a mediados de febrero pasado, los miembros de SITRASURCO y COSIBAH, lograron una negociación con los nuevos dueños de la empresa, quienes se comprometieron a emplear a los obreros despedidos por Surco, priorizando la contratación en quienes están desempleados, afirmó Santos Licona, presidenta de la organización sindical.

Por su parte Nelson Núñez, encargado de educación de la Coordinadora de Sindicatos Bananeros de Honduras, COSIBAH, se manifestó satisfecho de los acuerdos logrados, porque a más tardar el mes de mayo, Bárbara Industrial y Ana Cristina, S, de R.L.
estarían contratando a los trabajadores para que entren a labores de cosecha y empaque.

Otro de los acuerdos es que después de dos meses de haber sido contratados los trabajadores, COSIBAH, iniciará las gestiones para reactivar el sindicato, esto, por el reconocimiento del convenio Chiquita, COLSIBA, UITA, que establece que todo proveedor de banano de Chiquita Brand está obligado a respetar la organización sindical.

“Ellos dicen que contemos dos meses para la permanencia de los trabajadores y a partir de eso podemos organizar el sindicato sin ningún problema., esto es una ganancia porque este grupo de trabajadores volverá a su centro de trabajo antiguo, nosotros nos sentimos fortalecidos porque vamos a recuperar el sindicato y la fuente de empleo en este sector” exclamó Nelson Núñez.

Algunos obreros que trabajaban en El surco y que hoy laboran en las fincas de la Tela, se mostraron insatisfechos por la negociación, debido a que no serán contratados de inmediato, pero en la medida en que se vayan recuperando las 400 hectáreas de finca, también serán reincorporados para que no tengan que viajar lejos a realizar sus labores.

Es de hacer notar que ésta es la segunda vez que la organización sindical ha sido destruida en estas fincas, la primera sucedió cuando la empresa se denominaba Buenos Amigos y pasó a llamarse Surco, en ese momento igual que hoy, su personería jurídica quedó anulada.

Las compañías Bárbara Industrial y Ana Cristina, son propiedades del colombiano José Obregón, quien también es dueño de la finca Tropical ubicada en San José del Boquerón, Henry Murray, propietario de la finca Mayary, localizada en Tacamiche y Cesar Castro Díaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>