Los estudiantes presentes en las grandes huelgas obreras

Las fuerzas progresistas de la Universidad se identificaron plenamente con los obreros de la costa norte en la gran huelga de mayo de 1954. El 7 de mayo se integró en Tegucigalpa el Comité Universitario de Solidaridad con la huelga, el cual promovió la recaudación de alimentos y dinero, la difusión de los objetivos del movimiento huelguístico y envió brigadas de ayuda a los campos bananeros.
El comité lo integraban: Carlota Falck, Soledad Osejo, Gustavo Andará Bulnes, Armando Sarmiento, Marco Tulio Del Cid, Francis López, Ricardo Freije Mejía, Francisco Saybe, Lisandro Ochoa y César Enrique Bustillo.
Estas acciones fueron promovidas por la Federación de Estudiantes Universitarios de Honduras FEUH, fundada 30 años atrás, el 25 de julio de 1925, cuando la universidad tenía apenas 70 estudiantes.
Desde sus inicios los estudiantes universitarios mantuvieron una actitud patriótica ante el poder imperial de las transnacionales estadounidenses en Honduras.
El 5 de abril 1931 los estudiantes protestaron en una marcha por las concesiones del gobierno a las compañías bananeras sobre el río Comayagua y el río Ulúa, según una nota de Diario el Cronista del 6 de abril de 1931, citada por Laureano Carvajal en su escrito “Jornadas populares estudiantiles”. Se refiere que entre los manifestantes estaban Alfonso Guillen Zelaya, Ramón Ernesto Cruz, Manuel F. Rodríguez y Venancio Callejas.

Asimismo los universitarios participaron en la manifestación del 4 de julio de 1944 contra el gobierno de Carias, dictador completamente al servicio de las bananeras. La FEUH, restablecida en 1949 después de años de represión carlista, organizó manifestaciones contra las concesiones hecha por el gobierno a la United Fruit Company para el cultivo de determinados productos exentos del pago de impuestos.
Sobre el apoyo a la huelga del 54, Laureano Carvajal considera que “Si el aporte material en sí no fue más que insignificante para una huelga que tenía en su seno a 25 mil obreros, la actitud solidaria fue aleccionadora, justa y propia de fuerzas democráticas”.


TAMBIÉN EL 65 Y 68

En la fábrica de Hilados y Tejidos Río Lindo se agudizó el conflicto en una negociación de aumentos salariales desde abril de 1965 que desembocó en una huelga indefinida desde el 11 de mayo. Los textileros fueron reprimidos y en solidaridad la Federación Central de Sindicatos de Trabajadores Libres de Honduras FECESITLIH decretó una huelga general en la zona central a partir del 27 de julio. Los estudiantes de la Universidad y los colegios hicieron mítines y acciones de solidaridad con los obreros.
En un mitin del 29 de mayo fue asesinado el estudiante y obrero Roberto Montoya Galindo por la “mancha brava” (paramilitares del Partido Nacional). Montoya Galindo, de 16 años, estudiaba el primer curso en el instituto “Alfonso Guillen Zelaya” y trabajaba en una fábrica de calzado.

El 19 de septiembre de 1968 la Federación de Sindicatos de Trabajadores del Norte de Honduras FESITRANH decretó una huelga general indefinida. El gobierno contestó con unidades militares y la implantación del estado de sitio y a los tres días terminó con la huelga.
Los estudiantes realizaron actos de solidaridad, el lunes 23 de julio hicieron un mitin exigiendo la libertad de los dirigentes apresados y la policía atacó el mitin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>