OBRERO DE MAQUILA VICTIMA DE ACCIDENTE ABANDONADO A SU SUERTE Y DISCRIMINADO POR MINUSVALÍA

“Solo recuerdo que me subieron a un carro y luego me desmayé”.
Olman López, de 26 años, trabaja en la misma fábrica que hace 15 meses, cuando sufrió el accidente que lo dejó con una sola pierna, mientras tomaba su almuerzo en las afueras de la empresa junto a otros compañeros y compañeras.

Después del accidente, ahora volver a la realidad es lo más difícil, “cada día es un reto movilizarme hasta la fábrica, ya en mi puesto de trabajo me siento tranquilo, pero llegar hasta ahí desde mi casa es una odisea” El problema principal es el transporte, los buses van llenos y no me quieren llevar porque tardo mucho en subirme a ellos”. Olman enfrenta discriminación de parte de los servicios de transporte por su dificultad para movilizarse y no puede pagar taxi porque el salario mínimo que recibe en la fábrica no le ajusta para sobrevivir, mantener a su hija de seis años y pagar por este servicio de transporte privado.

La empresa no acepta pagarle el transporte, a pesar de que Olman sufrió un accidente de trabajo y la empresa es responsable por no crear condiciones adecuadas y seguras para las trabajadoras y trabajadores en la maquila.

QUINCE MESES DESPUÉS EL INSTITUTO HONDUREÑO DE SEGURIDAD SOCIAL, IHSS AUN NO LE ENTREGA LA PRÓTESIS
Olman tiene la esperanza de que al recibir la prótesis pueda caminar con menos dificultad y que su vida pueda acercarse a lo normal, pero el Instituto Hondureño de Seguridad Social no ha hecho entrega del aparato después de quince meses de sufrido el accidente. Según fue informado el trabajador en la unidad de medicina física y rehabilitación están detenidos los procesos de entrega de prótesis.
La Colectiva de Mujeres Hondureñas, está intercediendo actualmente con la empresa para que le sea reconocido los gastos de transporte para que pueda movilizarse y ha sostenido reuniones con la doctora Bessy Alvarado, directora de Unidades Médicas del IHSS en San Pedro Sula y con el Director Ejecutivo del IHSS en Tegucigalpa Efraín Bú Figueroa para que se agilice la entrega de la prótesis a Olman López pero no se ha logrado despertar la sensibilidad de estos funcionarios.

Olman sueña ahora con tomar cursos de computación para poder superarse en ésta nueva condición física, aunque la empresa le ha dicho que no tendría está oportunidad dentro de la misma fábrica.

REFORMAS AL CÓDIGO DE TRABAJO SON URGENTES
Casos como el de Olman son frecuentes y mientras no se reforme el Título V del Código del Trabajo, para que se prevengan accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, el porcentaje de trabajadores con daños irreversibles en su salud se seguirá incrementando. El Congreso Nacional, a través de su Presidente Roberto Micheleti, está proponiendo reformas a la legislación laboral pero está ignorando la más importante, la salud de las trabajadoras y trabajadores hondureños.

Desde el 6 de marzo de 2008, CODEMUH presentó al Congreso Nacional el proyecto de decreto para reformar el Título V del Código del Trabajo, para prevenir enfermedades y accidentes de trabajo que se presentan en las nuevas formas de producción. Actualmente, La Comisión de Trabajo y Seguridad Social del Congreso ha enviado a la ministra de trabajo, abogada Mayra Mejía y a la presidenta de La Corte Suprema de Justicia, abogada Vilma Morales, la propuesta de reforma para que se emita la opinión de ambas instancias. Esperamos que ambas funcionarias cumpla con su papel en beneficio de todas y todos los hondureños.

  • Tomado de Noticias CODEMUH*

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>