Situación de las trabajadoras de maquila en el área centroamericana

Nos habla Mario Santamaría, Secretario de Comunicación de la Federación Unitaria de Trabajadores de la Zona Franca, FUTRAZONA de República Dominicana.

El trabajo que se desarrolla en Santo Domingo es muy arduo para la organización sindical, porque los empresarios muestran mucha resistencia para mejorar las condiciones de los trabajadores y trabajadoras.

La Realidad

La gente en esta isla no puede organizarse, los trabajadores son obligados a laborar horas extras, uno de los problemas más serios es la reducción de salarios y la movilización de los puestos de trabajo.

Los abusos verbales son frecuentes y no es extraño escuchar en fabricas ¡Si no te quedas hasta las diez, te despedimos! o ¡Si no haces tiempo extra, mañana mejor ni vengas! y estas son de las más suaves porque a las obreras las tratan con palabras vulgares a cada momento, no hay respeto a la dignidad humana de las trabajadoras”.

Uno de los aspectos importantes es que se está despertando conciencia de parte de las trabajadoras por sus derechos fundamentales y no sólo como obreras, sino como personas y a la vez están conociendo mejor la ley laboral.

Con respecto a la experiencia en otros países se puede decir que aquí en Honduras lo difícil es formar sindicatos y luego se logra el contrato colectivo, al contrario que en República Dominicana en donde se arma un sindicato rápido, pero el pacto colectivo es difícil lograrlo, porque las empresas empiezan a chantajear y a sobornar a los directivos y muchos de ellos lo aceptan.

NICARAGUA

Pablo Ortega, Secretario General de los Sindicatos Textiles de Nicaragua expresó: “en este país la inversión extrajera se resiste a la formación de sindicatos, sólo en este año se han destruido más de cuatro sindicatos, enjuiciaron a más de 71 dirigentes sindicales y despidieron a más de 80 líderes, esto demuestra una feroz represión en contra de los trabajadores que quieren organizarse.

En Nicaragua se ha demandado al gobierno ante al Organización Internacional del Trabajo OIT, se le acusa por la violación a la organización sindical y la negociación colectiva. Además se ha puesto una queja ante la Secretaría de Comercio de los Estados Unidos por la violación a los derechos humanos y laborales por parte de los empresarios al igual que al gobierno de Nicaragua, lo que ha provocado la visita del Subsecretario del trabajo y un representante del Departamento del Trabajo norteamericano, quienes se reunieron con representantes empresariales y del Estado, a quienes se les aclaró los beneficios de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC) y se les hizo ver que si existen violaciones a los derechos humanos y laborales se podrían suspender estos beneficios.

La Realidad

“Muchas mujeres trabajan en las maquilas 12 y 13 diarias para ganar aproximadamente 65 dólares mensualmente, como salario mínimo, lo que no sirve para los gastos de la canasta básica, que solo ajusta para cubrir una tercera parte del costo. Las condiciones laborales intensas, la represión psicológica, no se les permite ir a las clínicas médicas cuando están enfermas ellas y sus hijos, se les hace deducciones de salario que son injustos”.

Cuando las obreras salen embarazadas los empresarios tratan de despedirlas, en complicidad con el Ministerio del Trabajo, existe corrupción de los funcionarios de esta Secretaría, cuando los y las trabajadoras tratan de organizarse ellos entregan las listas a los empresarios para que estos las boten.

En el mes de febrero pasado dos empresas norteamericanas acusaron criminalmente de delincuentes a 68 trabajadores de los cuales 55 eran mujeres, solamente por haberse organizado en sindicato, se les acusaba de actos terroristas. Otra empresa de origen Taiwanes está acusando a varios compañeros de asociación ilícita para delinquir, de amenazas a muerte, daños a la propiedad privada y perjuicios al libre comercio. Estas son tretas de la empresa para que los trabajadores no se organicen” expresó el líder sindical.

EL SALVADOR

Otilio Contreras de la Central de Trabajadores Salvadoreños (CTS).
En El Salvador el gobierno está de parte de los maquiladores, lo que está provocando grandes problemas para los obreros. Los principales problemas de las y los obreros es la negligencia con la que son tratadas las obreras y obreros por parte de los patronos, la represalias por crear sindicatos que la ley establece como derecho legítimo de los trabajadores, demostrando con esto una cultura anti sindical por parte de los empresarios que cuenta con el visto bueno del gobierno.

El gobierno salvadoreño ha salido a decir al extranjero que se puede invertir sin ningún problema sin tomar en cuenta a los trabajadores, esto ha significado para nosotros los obreros organizados, como hipotecar el destino, la cultura y la dignidad de los salvadoreños.

La Realidad

Los trabajadores y trabajadoras de la maquila sufren todos los días de malos tratos verbales, morales y hasta físicos, aunque esto a mejorado un poco. Se cometen faltas graves como despidos injustificados sin pagar los derechos laborales, se violan los contratos colectivos de trabajo, se castiga a las trabajadoras si no cumplen con lo que les piden los patronos, a las obreras las obligan a hacer horas extras y en muchas ocasiones estas horas extras no son correctamente pagadas.

En el campo de la salud no les dan permiso de ir al seguro social, si una trabajadora se tarda más de dos horas en la consulta médica, le quitan los incentivos y las castigan. En muchas ocasiones las ponen a hacer trabajos para los cuales no fueron contratadas, manifestó Contreras.

GUATEMALA

Daniel Eduardo Vázquez, Coordinador de la Unión Sindical de Trabajadores de Guatemala (Unsitragua), explica que:

En Guatemala se ha hecho trabajo con más de 50 sindicatos de maquila, se logró tener activos cerca de 17 organizaciones, actualmente sólo se cuenta con un sindicato en el área de maquila, esto demuestra la fuerte represalia por parte de los empresarios contra la organización obrera.

Parece ser que ellos, los empresarios, con el apoyo del gobierno ya tienen una receta que siguen para poder destruir sindicatos, quienes cuentan hasta con asesores, quienes utilizan tácticas diferentes de destrucción de organizaciones. La represión en Guatemala en contra de los trabajadores organizados quizá ha sido la más fuerte en Centroamérica.

Las trabajadoras sufren de constantes violaciones a sus derechos, el trato de los empresarios coreanos es pésimo. Los pagos son bajos al cabo que las empleadas ganan 150 Quetzales a la semana.

Fuente: Vida Laboral Edic. # 3. Julio de 2000



Publicado el Sin categoría | Etiquetado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>